¿Qué dicen 'los dueños del dinero' del bitcoin y otras criptomonedas?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué dicen 'los dueños del dinero' del bitcoin y otras criptomonedas?

COMPARTIR

···
Economía

¿Qué dicen 'los dueños del dinero' del bitcoin y otras criptomonedas?

A más de ocho años del nacimiento del bitcoin, y en medio de la polémica por las ventajas y desventajas que representan ésta y otras monedas virtuales, ésta es la visión de los bancos centrales más grandes del mundo.

Eric Lam | Bloomberg
13/12/2017

A más de ocho años del nacimiento del bitcoin, los bancos centrales del mundo reconocen cada vez más las posibles ventajas y desventajas de las monedas digitales.

Los guardianes de la economía global tienen dos tipos de problemas que solucionar. El primero es qué hacer, si hacen algo, respecto al surgimiento y crecimiento de criptomonedas privadas que llaman cada vez más la atención, ahora que bitcoin supera los 16 mil y los futuros que operan esta semana presagian un nuevo nivel de aceptación generalizada. La segunda cuestión es si emitirán versiones oficiales.

A continuación, un vistazo general a cómo abordan el tema los bancos centrales más grandes del mundo (y algunos más pequeños):

Estados Unidos: preocupa la privacidad


La Reserva Federal acaba de comenzar a estudiar las criptomonedas y no le entusiasma demasiado la idea de emitir una respuesta al bitcoin. Jerome Powell, miembro del consejo y candidato a presidente, dijo este año que sigue habiendo problemas técnicos en la tecnología y que el “gobierno y la gestión de riesgos serán fundamentales”. Powell señaló que había desafíos “importantes” para que el Banco Central lance su propia criptomoneda, que las cuestiones de privacidad podrían ser un problema y que quizás baste con alternativas del sector privado.

Eurozona: como un tulipán

El Banco Central Europeo advirtió en reiteradas ocasiones sobre los peligros de invertir en monedas digitales. En septiembre, su vicepresidente, Vítor Constâncio, dijo que el bitcoin no es una moneda sino un “tulipán”, referencia a la burbuja del siglo XVII en Países Bajos. Su colega Benoît Coeuré advirtió que el valor del bitcoin y sus vínculos con la evasión fiscal y el delito crean riesgos importantes. En noviembre, el presidente Mario Draghi dijo que el impacto de las monedas digitales sobre la economía de la eurozona era limitado y que no presentaban amenazas para el monopolio de los bancos centrales sobre el dinero.

China: condiciones ‘maduras’

China lo dejó en claro: el Banco Central controla completamente las criptomonedas. Con un equipo de investigación creado en 2014 para desarrollar dinero fiduciario digital, el Banco Popular de China cree que “están dadas las condiciones” para adoptar la tecnología. Pero la institución reprimió a los emisores digitales privados prohibiendo las operaciones bursátiles de bitcoin y otras monedas. Aunque no hay una fecha de inicio formal para presentar monedas digitales, las autoridades afirman que el pase a lo digital podría ayudar a aumentar la eficacia de los pagos y posibilitaría un control más preciso de las monedas.

Japón: en estudio

En un discurso pronunciado en octubre, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo que la institución no tiene ningún plan inminente para emitir monedas digitales, pero que es importante saber más sobre ellas. “Emitir monedas digitales de bancos centrales al público general es como si un banco central le diera acceso a sus cuentas a todos”, dijo Kuroda. “Así, la discusión sobre esas monedas replantea asuntos fundamentales de los bancos centrales”.

Reino Unido: Posible ‘revolución’

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, mencionó las criptomonedas como parte de una posible “revolución” en las finanzas. El año pasado, este Banco Central abrió un acelerador de tecnologías financieras, un consultorio de Silicon Valley para incubar empresas jóvenes.

Carney dice que la tecnología basada en el blockchain, el banco de datos contable distribuido, muestra “un gran potencial” para permitir a los bancos centrales fortalecer sus defensas contra ataques cibernéticos y cambiar la forma de hacer pagos entre instituciones y consumidores. De todas formas, advirtió que su banco todavía está lejos de crear una versión digital de la libra esterlina.

,