Economía

¿Vive China una crisis inmobiliaria?

Economistas sostienen que el sector inmobiliario en China seguirá contribuyendo al crecimiento de ese país, a pesar de que registra su mayor caída en por lo menos cuatro años.
Bloomberg
23 mayo 2014 19:30 Última actualización 24 mayo 2014 5:0
Edificios comerciales y residenciales en Hong Kong, China. (Foto: Bloomberg)

Edificios comerciales y residenciales en Hong Kong, China. (Foto: Bloomberg)

La mayor caída de la construcción en China en por lo menos cuatro años no es suficiente para disuadir a la mayoría de los economistas de pronosticar que las propiedades inmuebles seguirán contribuyendo con el crecimiento de 2014. Los controles a la propiedad se relajarán, dijeron en una encuesta de Bloomberg News.

Si bien 12 de 18 economistas dicen que China tiene una sobreoferta nacional de viviendas, sólo siete sostienen que el mercado está en estado de burbuja en todo el país. De acuerdo con la encuesta llevada a cabo entre el 15 y el 20 de mayo, la mitad ve burbujas en algunas ciudades y la mayoría dice que el relajamiento de las restricciones a las compras de propiedades y los préstamos se limitará a nivel regional.

La construcción nueva cayó 22 por ciento y las ventas 7.8 por ciento este año, poniendo a prueba el compromiso del gobierno de mantener las restricciones durante cuatro años para hacer que las viviendas sean más económicas y su renuencia a brindar un estímulo económico más amplio. La profundidad de la caída incidirá en todo, desde la demanda de mineral de hierro australiano a las ventas de tierras que ayudan a los gobiernos municipales a pagar una deuda de 3 billones de dólares.

“China no va a frenar el motor completamente, pero el motor rugirá menos que antes y su contribución al crecimiento será más moderada”, dijo Louis Kuijs, economista jefe de Royal Bank of Scotland Group Plc para la Gran China en Hong Kong, quien antes trabajó en el Banco Mundial.

El gobernador del banco central Zhou Xiaochuan dijo que China podría tener burbujas inmobiliarias en algunas ciudades, problema que es difícil de resolver con una sola política para todo el país. “(La economía) aún puede lograr una tasa de crecimiento de alrededor de 7.5 por ciento”, dijo ayer Zhou en una entrevista en Rwanda, con referencia a la meta de expansión del país para 2014.

Índice de manufactura

Un índice de manufactura dado a conocer ayer indicaba que la economía de China se está estabilizando luego de que el gobierno anunciara exenciones impositivas y un mayor gasto ferroviario para sostener el crecimiento. El índice preliminar de gerentes de compra de mayo de HSBC Holdings Plc y Markit Economics inesperadamente llegó a su nivel más alto en cinco meses de 49.7 puntos, acercándose a la línea divisoria entre expansión y contracción, que es el 50.

UBS AG calculó que la industria inmobiliaria representa más de un cuarto de la demanda final en la economía china cuando se incluyen las necesidades de bienes que genera la propiedad, por ejemplo maquinaria e instrumentos eléctricos, productos químicos y metales.

Cinco de 17 entrevistados dijeron que el mercado inmobiliario este año hará un aporte neto al crecimiento de 1 a 2 puntos porcentuales, mientras que cuatro opinaron que sumaría menos de 1 punto y un analista pronosticó más de 2 puntos. Cuatro personas dijeron que habría una reducción de 1 a 2 puntos y dos proyectaron una disminución de menos de 1 punto.

Diez economistas prevén una contribución neta al crecimiento el año que viene, mientras que cinco pronostican una sustracción.