Economía

Putin busca acordar con miembros de la OPEP congelar producción

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo en una entrevista con Bloomberg que un pacto entre los exportadores de petróleo para congelar la oferta "sería lo correcto". 
Bloomberg
02 septiembre 2016 10:24 Última actualización 02 septiembre 2016 11:5
Vladimir Putin

(Bloomberg)

Vladimir Putin dijo que le gustaría que la OPEP y Rusia, productoras de la mitad del petróleo del mundo, lleguen a un acuerdo para congelar la oferta y espera que se pueda zanjar la disputa por la participación de Irán.

“Desde el punto de vista del sentido común y la lógica económica, sería correcto llegar a algún tipo de acuerdo mutuo”, dijo Putin en entrevista desde Vladivostok.

“Confío en que todos lo entienden. Creemos que esta es la decisión correcta para la energía mundial”.

Aunque las discusiones sobre si Irán debería unirse, se frustraron en abril, ahora los países reconocen que se debería permitir a Teherán (liberado de sanciones internacionales hace apenas algunos meses) seguir elevando la producción, dijo Putin.

El presidente ruso anunció que quizás recomiende llevar a cabo el plan cuando se reúna con el príncipe heredero sustituto de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, la semana que viene en la cumbre del G20 en China.

El petróleo avanzó más de 10 por ciento el mes pasado por las versiones de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llegará a un acuerdo con los productores que no la integran en una reunión informal este mes en Argel.

La depresión prolongada de los precios del crudo (que están atascados en la mitad de los niveles de hace dos años) está golpeando las economías de los países productores, lo que hace que países rivales tengan motivos para cooperar en el mercado del petróleo.

“Me gustaría mucho albergar la esperanza de que al final todo participante de este mercado interesado en mantener precios globales estables y justos para la energía tome la decisión necesaria”, dijo Putin.

El príncipe bin Salman “es un socio muy confiable con el cual uno puede llegar a un acuerdo y estar seguro de que se lo respetará”, agregó.

NEGOCIACIONES FRUSTRADAS

El ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, había encabezado las negociaciones secretas con los productores de la OPEP a comienzos del año, que culminaron con una reunión en Doha a mediados de abril.

El acuerdo se cayó horas antes de la firma, cuando el príncipe bin Salman insistió en que Irán participase y expuso diplomáticamente a Novak.

Rusia, el mayor exportador mundial de energía, depende del petróleo y el gas natural para obtener cerca del 40 por ciento de sus ingresos presupuestarios y enfrenta la recesión más prolongada en dos décadas en tanto los precios del crudo se mantienen por debajo de 50 dólares por barril.

Agobiado por gastos sociales y compromisos militares, el Gobierno ruso busca formas de aliviar el impacto sobre el presupuesto antes de las elecciones parlamentarias de este año y la presidencial de 2018.

Los países miembros de la OPEP tienen programado asistir a una reunión informal el 27 de septiembre en Argel, durante el Fórum Internacional de Energía, una conferencia de la industria. Novak asistirá a la conferencia.

Aun si se llegara a un acuerdo, analistas de varias instituciones, desde Commerzbank hasta Citigroup, advierten que el mero hecho de dejar la producción en los niveles actuales (en vez de reducirla) no serviría de mucho para enfrentar el exceso persistente en los mercados globales.

Además, la mayoría de los países involucrados ya están produciendo lo más que pueden, lo que vuelve irrelevante el compromiso de mantener planchada la producción, dicen.

“Las petroleras seguirán invirtiendo”, dijo Putin. “Nuestra producción petrolífera está aumentando”. 

: