Economía

Proyección de Citigroup, rechazada por nominado al Banco de Costa Rica

Oliver Castro, escogido por José Luis Solis, presidente electo
de Costa Rica, para dirigir el Banco Central del país, aseguró
que aunque la salida de empresas como Intel afectará las exportaciones, esto no bajará el crecimiento económico de la nación, como estimó Citigroup.
Bloomberg
22 abril 2014 20:44 Última actualización 22 abril 2014 21:45
Oliver Castro

Oliver Castro, la propuesta para dirigir el Banco Central de Costa Rica.(Bloomberg)

Oliver Castro, el hombre elegido para dirigir el Banco Central de Costa Rica, rechazó la previsión de Citigroup de que el crecimiento económico se reducirá a la mitad el próximo año después de que Intel Corp y el Bank of America (BofA) dijeron que despedirían a 3 mil personas.

Castro, que fue seleccionado por el Presidente electo Luis Guillermo Solis para operar el banco central, dijo que la economía de Costa Rica crecerá 5 por ciento en 2015. Esto duplica el 2.2 por ciento estimado por Citigroup, que recortó su pronóstico en este mes como consecuencia de los despidos.

“El crecimiento será más alto que esto, especialmente porque comenzamos a ver señales de un mayor crecimiento en la economía mundial. Pero también por el trabajo que haremos para encender el otro motor de la economía: el mercado interno”, declaró Castro en una entrevista en su domicilio a las afueras de San José.

Solis y su gabinete económico tratarán de calmar a los inversionistas a raíz de los despidos y la caída del 8 por ciento de la moneda local este año, la más fuerte en América Latina después de la del peso en Argentina.

El nuevo presidente ha prometido no incrementar los impuestos antes del 2016, y dijo que se centrará en la reducción de gastos innecesarios y en la mejora de la recaudación de impuestos para reducir el déficit presupuestario que subirá a 6 por ciento del PIB este año del 5.4 por ciento registrado en 2013.

En un reporte del pasado 9 de abril, hecho por el economista Jorge Pastrana, Citigroup declaró que el crecimiento más lento podría afectar la balanza de pagos del país y presionar a la moneda. Funcionarios de prensa del grupo bancario declinaron hacer comentarios del tema a Bloomberg News.

PLÁTANOS Y PIÑAS

Oliver Castro afirmó que “evidentemente, la salida de Intel afectará las exportaciones en el país, debido a que el sector de alta tecnología ha contribuido en gran medida al nivel de las exportaciones, pero no hay razón por la que se deba presionar al colón”.

Alrededor del 21 por ciento de los bienes exportados por Costa Rica durante el último año, fueron de Intel, la fabricante de chips de computadoras más grande del mundo, de acuerdo con CINDE, agencia de promoción de inversiones. El segundo y tercer lugar de las exportaciones del país fueron plátanos y piñas.

Intel, compañía con sede en Santa Clara, California, comentó el pasado 8 de abril, que está recortando entre mil 500 y 2 mil 500 puestos de trabajo en el país como parte de un esfuerzo para consolidar determinadas operaciones en Asia. El mismo día, Bank of America (BofA) declaró que podrían eliminarse algunas operaciones en Costa Rica, México y Filipinas.

Castro, de 73 años, que cuenta con una maestría en Economía por la Universidad de Kansas y que fue cabeza del Banco Nacional de Costa Rica, declaró que espera estrechar el sistema de banda cambiaria, el cual tiene un piso de 500 colones por dólar y un tope. El banco central ha vendido 340 millones de dólares en el mercado de divisas para ayudar a estabilizar el mercado del colón.

“Lo que pasó con Intel y Bank of America no es el resultado de algo que el país haya hecho mal; lo que hará el próximo gobierno será dejar esto muy claro y poner las políticas en el sitio correcto para que atraigan inversiones”, concluyó.