Economía

¿Te ofrecieron un crédito en el cajero? Quieren prohibirlo por 'engañoso'

A través de una iniciativa de ley, se buscará prohibir que se ofrezcan préstamos o donaciones por este medio debido a que las condiciones de la contratación resultan poco claras para los usuarios.
tarjetas de cajero

tarjetas de cajero

Los créditos o donaciones que se otorgan vía cajeros automáticos deben ser regulados para evitar afectaciones a los usuarios, por lo que se ha propuesto en el Congreso una iniciativa que adiciona un numeral V-Bis al artículo 106 de la Ley de Instituciones de Crédito para prohibir este servicio.

De acuerdo con el secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Germán Ernesto Ralis Cumplido, de Movimiento Ciudadano, se busca prohibir créditos, préstamos o donaciones a través de cajeros automáticos por la vía Legislativa.

La Comisión de Hacienda y Crédito Público analizará reformas a la Ley de Instituciones de Crédito para evitar que la banca otorgue y celebre estos con su clientela a través de los ATM.

Lo anterior se debe a que se estimó que estos servicios pueden ser engañosos y pretenden hacer caer en un error a los usuarios, indicó Ralis Cumplido. La intención de la propuesta, aseguró, es proteger a los usuarios de contratar sin antes haber recibido información detallada de las condiciones; en su lugar, sugiere que los cajeros sólo otorguen publicidad explicativa.

Para el legislador, la contratación automática, dependiendo de la institución bancaria, puede propiciar que los usuarios no se percaten de las irregularidades y que, una vez vencido el término para cancelar el servicio, el banco “les empiece a cobrar ciertas cantidades por el servicio, o bien, se les obligue a pagar una cuota por su cancelación, cuando la contratación debe estar condicionada a que se brinde información precisa sobre el servicio”.


Actualmente, se encuentra pendiente la entrada en vigor de una regulación por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que regular el otorgamiento de crédito vía cajeros automáticos, consistentes en que haya un segundo factor de autentificación para dar el préstamos por esta vía antes de ser cargado de forma inmediata a la cuenta del usuario, ya que se ha generado un sinnúmeros de quejas debido a que los clientes refieren a una equivocación en la hora de reclamar, y la cual al final genera un cobro de comisión.

Por ello, estimó es fundamental legislar a favor de las buenas prácticas y regular a las instituciones financieras para que los tarjetahabientes disfruten de información clara en su beneficio, ya que en los cajeros automáticos se ofertan créditos o seguros sin información suficiente lo que se torna engañoso en cuanto al monto a pagar o las cuotas que hay que cubrir.