Economía

Proponen esquema de "descontón y cuenta nueva" en consolidación fiscal

12 febrero 2014 4:48 Última actualización 17 abril 2013 18:26

[Arturo Monroy/El Financiero] IMCP destaca que un esquema específico para los deferidos en consolidación podría redituar una efectiva recaudación al gobierno. 


Notimex
 
Ante la posible desaparición de la consolidación fiscal para grupos empresariales, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) propuso establecer un esquema de "descontón y cuenta nueva" para el manejo de los impuestos diferidos por este régimen.

El organismo recomendó evaluar la conveniencia de establecer incentivos para que los grupos en consolidación con impuestos diferidos de ejercicios anteriores puedan liquidar en una sola exhibición el total de las diferencias temporales reconocidas en sus impuestos diferidos.

En adición, expuso el asesor del IMCP, Manuel Scapachini Navarro, bajo la figura del descuento, promover la liquidación total de las diferencias temporales en proceso de pago aplazado.

En la actualidad, el régimen de consolidación fiscal ofrece el diferimiento del Impuesto sobre la Renta (ISR) generado principalmente por la disminución de las pérdidas fiscales sufridas contra las utilidades generadas en las empresas del grupo de consolidación, así como por los dividendos pagados entre las empresas del grupo.

En 2010 se modificó el régimen acotando su diferimiento del pago del ISR de 10 a cinco años, y en diciembre de 2012 se planteó la eliminación del régimen de consolidación a partir de 2014, como parte de los compromisos del Pacto por México.

Scapachini Navarro destacó que un esquema específico para los deferidos en consolidación, como el que propone el IMCP, podría redituar una efectiva recaudación al gobierno y una simplificación en la gestión, control y posible cobro de partes diferidas.

Ello, continuó, en línea con el esquema de amnistía fiscal publicado por las autoridades fiscales para este año, el cual conlleva el objetivo de evitar gastos administrativos al gobierno y procurar la recaudación inmediata de cantidades en controversia y de pago aplazado.

Los 400 grupos empresariales mexicanos que en la actualidad consolidan sus resultados para efectos fiscales representan uno de los sectores más importantes del país y, por ello, el IMCP considera que este régimen debe permanecer.

"Presionarlos bajo un sistema fiscal que no reconoce la consolidación fiscal de resultados provocaría presiones innecesarias y, ciertamente, injustificadas en sus resultados y flujos, como consecuencia de un sobre gravamen a sus operaciones", sostuvo.

Además, desde el punto de vista inminentemente técnico, la desaparición del régimen de consolidación fiscal "sería un retroceso en nuestro sistema nacional tributario", aseveró el asesor del IMCP durante la rueda de prensa mensual del organismo.