Economía

Pronto, buenas noticias a transportistas: Guajardo Villarreal

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, adelantó que la federación estará en posición de dar pronto buenas noticias al sector transportista referente a los incentivos para “chatarrización” de unidades viejas.
María Luisa González/ Corresponsal
11 septiembre 2014 20:38 Última actualización 11 septiembre 2014 20:48
Transportistas Oaxaca

El bloqueo de transportistas de la CTM en Oaxaca se mantiene. (Quadratín)

AGUASCALIENTES.- El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, aseguró que el gobierno federal estará en posición de dar pronto buenas noticias al sector transportista del país respecto a los incentivos para “chatarrización” y la entrada ilegal de vehículos usados por la frontera norte del país.

“Creemos que debemos de estar ya en tiempo de presentar una solución”, indicó el funcionario, tras refrendar que se ha estado trabajando con la Secretaria de Hacienda para “aterrizar” el tema.

Esto lo dijo en el marco del diálogo que tuvo ayer –durante la gira de trabajo que realizó por la entidad- con sectores productivos y políticos de la entidad, en respuesta a tácitos reclamos del dirigente nacional de la Canacar, Roberto Díaz Ruiz, por la falta de respuesta a las demandas del sector.

Guajardo Villarreal reconoció que había “sin duda un rezago” y que los apoyos para “chatarrización” establecidos en el marco fiscal habían “deteriorado su valor en el tiempo y representan cada vez un incentivo menor dentro del proceso”.

Sin embargo, insistió en que “hay un compromiso total de aterrizar” el programa de modernización del transporte de carga, incluidos esquemas que frenen la entrada ilegal de unidades “chatarra”, ligeras y pesadas, por la frontera norte.

Sostuvo que establecer horarios de atención en la zona fue una “gran decisión” de la Secretaría de Hacienda, ya que tuvo efectos positivos inmediatos en los flujos que estaban entrando, pero consideró que la solución definitiva “va a estar en poder determinar un esquema de supervisión” del estado de las unidades.

“Esto es lo que se tiene inmediatamente que regular y parar en frontera, pues sí, estamos obligados por el Tratado de Libre Comercio a dejar que en el país se consuman vehículos usados, importados de Estados Unidos, pero no a dejar que entren aquellos que no cumplen con regulaciones ambientales y mecánicas de funcionamiento y que a veces representan un riesgo fundamental en las carreteras nacionales”.

Concluyó que “son los dos elementos fundamentales que están en las estrategias y que tenemos que cumplir”.