AMLO promete equilibrio macro en 2019… sin déficit
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO promete equilibrio macro en 2019… sin déficit

COMPARTIR

···

AMLO promete equilibrio macro en 2019… sin déficit

El presidente electo indicó que no se gastará más de lo que se ingrese, tampoco se generará una mayor deuda y se obtendrán recursos para programas sociales combatiendo la corrupción.

Leticia Hernández Zenyazen Flores
02/11/2018
Actualización 02/11/2018 - 0:31
El presidente electo adelantó que hay cinco rubros del gasto que son “intocables”.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer un avance de lo que será el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2019, el cual contemplará recursos para los programas sociales y proyectos de inversión comprometidos en campaña, manteniendo equilibrios macroeconómicos sin déficit fiscal, aseguró.

“Vamos a cumplir los compromisos de campaña, nos va a alcanzar el ingreso para financiar el presupuesto y gasto del año próximo. Vamos a mantener equilibrios macroeconómicos, es decir, no vamos a gastar más de lo que ingrese, no va a haber déficit, no vamos a endeudar al país, no va a crecer la deuda en términos reales”, afirmó.

El presidente electo adelantó que hay cinco rubros del gasto que son “intocables”, que absorben una parte importante del presupuesto y cuyos montos tienen proyectados, se trata del costo financiero de la deuda, los ADEFAS (adeudos de ejercicios fiscales anteriores), servicios personales, pensiones y jubilaciones y las participaciones a los estados y municipios.

Los cinco rubros suman 3 billones 644 mil millones de pesos para 2019, monto 153 mil 763 millones de pesos superior a lo aprobado para 2018 para los mismos temas.

En un video difundido en sus redes sociales, López Obrador afirmó que el combate a la corrupción será la fórmula para acabar con las “fugas” de dinero. “Es mucho dinero que se va por el caño de la corrupción”, dijo.

AMLO señaló que su equipo económico encabezado por Carlos Urzúa, futuro titular de la Secretaría de Hacienda, le entregó un cálculo de los ingresos para 2019, aunque no dio más detalles, y de los gastos fijos “que no se pueden tocar”.

Para el costo financiero de la deuda se proyecta un gasto de 725 mil millones de pesos; en servicios personales de un billón 252 mil millones de pesos; pensiones y jubilaciones de 928 mil millones de pesos; y para participaciones 703 mil millones de pesos.

“En servicios personales lo que estamos haciendo es bajando el sueldo de los de arriba y aumentando el sueldo de los de bajo, pero la nómina y servicios personales implican un gasto de un billón 252 mil millones de pesos, no se puede reducir más, ya está justo”, señaló AMLO.

Gustavo De Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, dijo que el presupuesto que presente López Obrador debe cumplir con tres requisitos indispensables: no aumentar la deuda, mantener el superávit primario y no incurrir en un aumento de las contribuciones.

“Lo más importante es que el presupuesto federal, una vez que se presente ante el Congreso, sea equilibrado, que preserve el superávit primario y no genere ningún tipo de desequilibrios”, indicó a El Financiero en reacción al mensaje que difundió el presidente electo.

En tanto, José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, pidió conocer cómo se lograrán dichas metas. “En ese objetivo de acelerar el crecimiento económico del país, la participación del sector —privado— será fundamental porque no hay presupuesto nacional que alcance para todo eso y la confianza es fundamental”, dijo.

Marcelo de la Jara, director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, expuso que en los gastos que dio a conocer el presidente electo hay tres de los “más peligrosos” en términos presupuestales: las participaciones, las pensiones y el costo financiero, que han crecido muy por encima del resto del gasto y del PIB.

“Son gastos que no es factible ajustar a la baja, el problema del costo financiero es que estamos entregados, a menos que renegocies deuda o que baje la tasa de interés, pero eso no va a pasar pronto, es un gasto que está fuera del control del gobierno”, expuso.

En tanto, Urzúa descartó que el gobierno entrante dispondrá de las reservas internacionales para financiar gasto público e inversiones, luego que medios locales reportaran sobre la posibilidad de que se someta su uso a una elección popular. “Las reservas internacionales no se tocan, eso es del Banco de México”, dijo. “Es un absurdo”.

Con información de Mariana León y Reuters

Placeholder block