Economía

Programas sociales contra la pobreza son ineficientes: IDIC

El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico señaló que el problema de fondo es el deterioro del empleo, malos salarios, escasas prestaciones sociales e informalidad.
Yuridia Torres
24 julio 2015 17:42 Última actualización 24 julio 2015 17:54
pobreza

(Cuartoscuro)

Las acciones emprendidas por el gobierno para el abatimiento a la pobreza, como los programas sociales, son ineficientes, lo que indica que el problema de la pobreza en el país no está resuelto y las cifras anunciadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) así lo comprueban, informó el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Desde 1994 se han rediseñado los programas de combate a la pobreza, sin embargo eso no se tradujo en una reducción en el número de mexicanos que viven en ella. De acuerdo con las cifras del Coneval existen 55.3 millones de personas que sufren de pobreza, que no tiene el ingreso suficiente para superar la línea de bienestar.

Para el IDIC la creación de todos los programas emprendidos por las autoridades para el combate a la pobreza ha sido insuficientes, debido a que el problema de fondo es el deterioro del empleo; malos salarios, escasas prestaciones sociales e informalidad son parte de los problemas que enfrentan los mexicanos.

¨Con gasto público no se resuelve el problema de pobreza e inequidad, la solución real solamente es alcanzable mediante mayor crecimiento económico y creación de empleo formal bien remunerado¨, detalló un informe del IDIC.

El el reporte ¨Pobreza y desaceleración económica, el llamado a los ajustes¨ el IDIC enfatizó que pesar de que tesis de combate focalizado se impuso en México, los resultados en los dos primeros años de la actual administración no son diferentes a los de sus antecesores.

Lo anterior se sostiene tomando en cuenta que según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) el ingreso total disminuyó 3.2 por ciento entre el 2012 y el 2014.

Además en las comunidades con menos de dos mil 500 habitantes la realidad es de precariedad: 2 salarios mínimos es el mejor escenario para el 80 por ciento de quien reciben un ingreso.

El gasto corriente monetario total retrocedió 4.8 por ciento; y se dio en casi todos los grandes rubros: alimento, bebida, vestido, calzado, transporte, cuidado de la salud, transporte, educación y cuidado personal solo por mencionar los más relevantes.

El gasto también disminuyó en la parte no monetaria, el autoconsumo, las remuneraciones y las transferencias en especie fueron menores a las del 2012.