Economía

Profeco suspende
143 establecimientos
por precio de limón

Lorena Martínez, titular del organismo, indicó que las sanciones fueron por no exhibir precios al público y no acreditar el origen de la variación en el precio.
Notimex
13 marzo 2014 18:1 Última actualización 13 marzo 2014 18:24
Etiquetas
La Profeco colocó 'basculas del consumidor' en los pasillos de la Central de Abastos. (Cortesia).

Profeco realizó operativos para checar precios del limón./(Cortesia).

CIUDAD DE MÉXICO.- La titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Lorena Martínez Rodríguez, informó que personal del organismo realizó 639 verificaciones a nivel nacional en establecimientos donde se vende limón, de los cuales 143 se hicieron acreedores a suspensión de actividades.

Las sanciones fueron principalmente por no exhibir precios al público y por no acreditar, de manera documentada, el origen o motivo de la variación en el precio del cítrico, explicó.

Además, de 512 básculas verificadas, cinco fueron inmovilizadas por presentar anomalías, como no despachar kilos completos, puntualizó la funcionaria en entrevista con Notimex.

El precio más alto que el personal de la Profeco identificó hasta el momento es de 57 pesos por kilo de cítrico en el mercado al mayoreo, en algunos puntos del Distrito Federal y de la frontera norte, aunque no descartó que en tienditas lo vendan a un precio más alto.

“Hay algunos puntos, y muy focalizados, en donde tenemos precio de alrededor 57 pesos; es el precio más alto que hemos identificado en el mercado mayoritario, pero recordemos que hemos insistido en que en la tienda de la esquina o en la colonia de tal estado lo venden más caro”, reconoció.

Sin embargo, la titular de la Profeco aseguró que con base en el monitoreo diario realizado por el organismo a través de ¿Quién es quién en los precios? las variaciones en el precio del limón son mínimas.

No obstante, Lorena Martínez insistió en que el consumidor es el mejor informante y coadyuva en la labor de la Profeco para hacer las denuncias correspondientes, “porque eso permite que nuestra labor se direccione de manera muy puntual a esos lugares”.

Advirtió que las labores de verificación continuarán permanentemente en los centros de alta venta y consumo de limón, como centrales de abasto y tiendas de autoservicio, aunque aclaró que el problema en el alto precio obedece a la oferta insuficiente en el mercado.

Vamos a seguir con el operativo de manera permanente hasta en tanto no logremos que se vaya dando una tendencia a la baja más consolidada”, aseveró la titular de la Profeco.