Economía

Profeco podrá suspender o clausurar negocios en caso de "abusos"

12 febrero 2014 5:23 Última actualización 02 abril 2013 13:46

[Cuartoscuro]  Aplicará cuando un establecimiento se aproveche de la escasez, lejanía o dificultad de abasto de un bien. 


 
Ivette Saldaña
 
A partir de este 2 de abril,  la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) podrá suspender la venta de bienes, servicios y productos o clausurar los negocios temporalmente cuando exista el peligro de afectar la vida, salud, seguridad o economía de los consumidores, producto de la manipulación de precios, si se aprovechan de la escasez o hay publicidad falsa, entre otras causas.
 
En el Diario Oficial de la Federación (DOF) del 1 de abril se publicaron los "Criterios para la aplicación de la suspensión de la comercialización de bienes, productos o servicios, y la clausura", en los que se establecen las causales y el periodo en que se pueden aplicar esas amonestaciones.
 
Los verificadores pueden recurrir a la suspensión total de la comercialización si advierten conductas abusivas como la manipulación de precios y tarifas como consecuencia de fenómenos naturales, meteorológicos o contingencias en materia de salud.
 
También pueden hacerlo de existir cobro de cargos no autorizados y la negativa de un proveedor de entregar al consumidor un bien o producto o de prestar un servicio aun cuando el cliente haya pagado por éstos.
 
Esta medida precautoria puede aplicarse por un mínimo de 30 días que podrán duplicarse hasta que se concluya el procedimiento administrativo. La sanción se levantará una vez que se subsane la causa de la misma.
 
Resolución
 
Para aplicar una clausura deberá haber una resolución administrativa producto de procedimientos ligados a infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor, siempre y cuando se trate de cuestiones graves.
 
Es decir "en situaciones que de seguir operando el proveedor, se pudiera afectar los derechos e intereses de un grupo de consumidores; cuando la infracción de que se trate pudiera poner en peligro la vida, la salud o la seguridad de un grupo de consumidores; las infracciones que se comentan con relación a bienes, productos o servicios que por la temporada o las circunstancias especiales del mercado afecten los derechos de un grupo de consumidores".
 
También se considera como causal para clausurar cuando el dueño de un establecimiento se aproveche de la escasez, lejanía o dificultad de abasto de un bien, sobre todo si se trata de un producto básico de consumo generalizado como alimentos, gasolina, gas natural o gas LP, o si se aprovecha el vendedor de publicidad falsa o engañosa, exagerada, parcial, artificiosa o tendenciosa.
 
De llegarse a la clausura, ésta podrá ser parcial o total, es decir una parte del negocio o todo éste, pero en los dos casos será de manera temporal, que dependiendo de la falta podría ser de 30, 60, 75 o como máximo 90 días.
 
En el caso de suspensión o de clausura la legislación establece mayor severidad para aquellas personas que se resistan a cooperar con la autoridad.