Economía

Productores venezolanos rechazan importación de azúcar boliviana

10 febrero 2014 4:48 Última actualización 10 agosto 2013 11:14

 [Cuartoscuro] 


 
Notimex
 
Caracas.- Los cañicultores venezolanos rechazaron hoy la importación de 60 mil toneladas de azúcar refinada de Bolivia porque atentaría contra la producción y operatividad de las procesadoras locales.


El presidente de la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela (Fesoca), José Ricardo Alvarez, dijo en entrevista que "ese volumen de azúcar refinada que recibiremos son excedentes de la producción de ese país altiplánico".


Apuntó que, aunque hay que cubrir la falta de producción con importaciones puntuales de azúcar, es "inconveniente" que ingrese a Venezuela azúcar refinada.


Consideró que el gobierno debería comprar azúcar cruda para garantizar la operatividad de las centrales nacionales y generar empleo, ya que las fincas expropiadas por el Ejecutivo tampoco están produciendo.


Alvarez indicó que "las compras externas de azúcar en Venezuela se incrementaron desde 2007, cuando la producción nacional de caña de azúcar comenzó a ser deficitaria luego de haber logrado un récord de producción de más de nueve millones de toneladas de caña".


Recalcó que desde 2007 la producción de la zafra no supera las 500 mil toneladas, por lo que existe un déficit de 700 mil toneladas, debido a una falta de incentivos a los productores locales, que el gobierno busca cubrir con importación de azúcar refinada.


"Las 60 mil toneladas de azúcar blanca y refinada que comprará Venezuela a Bolivia apenas alcanzarán para cubrir tres semanas de consumo y equivalen al 8.57 por ciento del déficit que tiene el país, es decir 700 mil toneladas", advirtió el dirigente gremial.


Resaltó que el gremio se opone a que traigan azúcar boliviana, a menos que ésta sea cruda para darle valor agregado al mercado.


El presidente de la Fesoca indicó, sin embargo, que reconocen que la situación de los productores locales es "crítica" por la falta de estímulos e insumos para el cultivo de la caña.


La exportación boliviana de 60 mil toneladas de azúcar a este país sudamericano se vincula a los acuerdos firmados por los gobiernos de los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Nicolás Maduro, tras su reunión en Cochabamba a finales de mayo pasado.


Ante las reacciones que ha despertado este envío de azúcar a Venezuela, el presidente Morales dijo a periodistas de su país que la exportación no perjudicará el abastecimiento porque se trata de excedentes de producción.