Reino Unido teme por ausencia de migrantes tras Brexit
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reino Unido teme por ausencia de migrantes tras Brexit

COMPARTIR

···
Economía

Reino Unido teme por ausencia de migrantes tras Brexit

Los productores no saben si podrán seguir atrayendo la mano de obra migrante que necesitan para plantar y cosechar sus cultivos ya que temen que la salida del Reino Unido de la Unión Europea podría cambiar las normas de inmigración.

Bloomberg
12/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Brexit está causando problemas sin precedentes para algunos negocios agrícolas en Inglaterra, de acuerdo con productores. 

Los planes de Ben Drummond, agricultor del oeste de Inglaterra, para ampliar los 150 acres (60 hectáreas) que tiene su familia sembradas con fresas, en Herefordshire, ahora están en suspenso.

La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea significa que productores como él no saben si podrán atraer la mano de obra migrante que necesitan para cosechar sus cultivos.

"La mayoría de nuestras operaciones son manuales, ya que las fresas deben plantarse y cosecharse a mano", dijo. "Necesitamos flexibilidad para contratar mano de obra estacional para nuestra recolección y embalaje".

A medida que el Reino Unido avanza con dificultad en las conversaciones comerciales con la Unión Europea (UE), los productores tienen poca idea de cómo cambiarán las normas de inmigración, los aranceles o los subsidios agrícolas.

Firmas minoristas de alimentos, como J Sainsbury Plc., advierten que si no se logra un acuerdo de libre comercio, los productos perecederos se podrían acumular en la frontera.

La incertidumbre sobre el Brexit y la debilidad de la libra ya están desalentando la llegada de europeos a Reino Unido en busca de empleos estacionales y obligando a los agricultores a recortar sus planes de expansión o a buscar otras formas de aumentar los ingresos.

Drummond obtuvo un permiso de planificación para expandir sus campos de fresas en un 10 por ciento durante los próximos dos años, pero ha decidido esperar que haya claridad sobre el estado de los trabajadores europeos. Un punto decisivo podría aparecer en enero cuando comience a reclutar personal para el período de máxima actividad de la temporada de mayo a junio.

"Ya estamos viendo un ajuste del mercado laboral y la gente no quiere venir", dijo Drummond. "La publicidad negativa en torno a la migración y la falta de certeza los está desalentando".

Según la Asociación Nacional de Agricultores, la cantidad de trabajadores temporales que regresaban a laborar en las granjas de Reino Unido cayó al 16 por ciento en septiembre, respecto del 65 por ciento de comienzos de año. El déficit promedio para las empresas de horticultura ya promedió el 11 por ciento este año, llegando al 29 por ciento en septiembre, dijo la entidad en un informe.

Los agricultores también enfrentan la posibilidad de una competencia feroz de carne de res y cordero de Estados Unidos y Nueva Zelanda si Gran Bretaña se ve obligada a reducir las barreras a las importaciones para obtener acuerdos comerciales internacionales. Eso se suma a la pérdida de los subsidios agrícolas de la Unión Europea y el gobierno británico hasta ahora solo ha garantizado asumir ese vacío hasta 2022.

Los terratenientes, los inquilinos y las cooperativas se preparan para tiempos más difíciles reduciendo el gasto y, en algunos casos, uniendo tierras para aumentar la eficiencia."La mayoría de la gente se está apretando el cinturón y solo está aguantando en este momento", dijo Nick Wallis, agricultor y director gerente de Ridgeway Grain, compañía de almacenamiento y procesamiento de Newbury. "A nivel local, los dueños de pequeños terrenos agrícolas están creciendo en tamaño para distribuir costos y obtener economías de escala".

Otros ven oportunidades en negocios que se ven menos afectados por el Brexit, desde la venta de verduras y frutas fuera de la UE hasta la generación de energía solar o el alquiler de casas de vacaciones al que la debilidad de la libra fomenta que los británicos vacacionen en el país.

Papas a Dubái

Verity Garrett y su hermano George Holdstock enviaron por primera vez este año papas a unas 3 mil 300 millas (5 mil 300 kilómetros) desde su granja de 650 hectáreas cerca de Canterbury hasta Dubái.

"El Brexit definitivamente nos hace analizar diferentes mercados y diferentes opciones para algunos de nuestros productos", dijo Garrett. "Todo tiene que ver con asegurarnos de que nuestras granjas estén preparadas para los cambios modernos que están a punto de suceder".

Ella también está buscando fuentes más amplias de ingresos, después de convertir previamente alrededor de 25 hectáreas de tierra cultivable para la generación solar que proporciona retornos estables garantizados.

Agrupaciones industriales están instando a los agricultores a buscar formas creativas para lidiar con el Brexit y seguir invirtiendo en sus negocios. La Asociación Nacional de Agricultores, con más de 55 mil miembros, también ha estado presionando al gobierno para que llegue a un acuerdo con la UE sobre las exportaciones agrícolas y para que garantice el acceso a la mano de obra.

El mayor desafío

"Le digo a los agricultores que hagan lo que hagan, no dejen de invertir en sus granjas porque les preocupa el Brexit", dijo en Londres Guy Smith, vicepresidente de la Asociación Nacional de Agricultores. "Los agricultores están acostumbrados a las circunstancias volátiles en términos de clima y bienes básicos, y la volatilidad política producto del Brexit es simplemente otro desafío".

Sin embargo, la realidad para quienes luchan con márgenes ajustados y la presión de los supermercados que buscan absorber una inflación más rápida a partir de la libra débil es que no pueden tomar riesgos excesivos.

Charles Sercombe ha criado ovejas por más de dos décadas y tiene más de 2 mil en sus 900 acres (0.08 kilómetros cuadrados) en Melton Mowbray. Por lo general, el 38 por ciento de los corderos del Reino Unido se exportan y casi todo eso destina a la UE, dijo Sercombe, quien preside el consejo nacional de ganado de la Asociación Nacional de Agricultores.

"Planeábamos expandir nuestra granja y aumentar la cantidad de ovejas, pero ahora hemos tomado la decisión de esperar y mantener las cifras este año, porque aproximadamente un tercio de mi producción estará a la venta solo una vez que hayamos salido de la UE", dijo. "El Brexit es ciertamente el mayor desafío para la agricultura desde la Segunda Guerra Mundial".

,