Economía

Productividad, la clave que busca Janet Yellen para subir las tasas

La presidenta de la Reserva Federal de EU y sus colegas no tienen mucha idea de qué tan rápido aumentará la productividad en los próximos años, según Alan Blinder, ex vicepresidente de la Fed.
Bloomberg
20 febrero 2015 13:40 Última actualización 20 febrero 2015 13:40
Janet Yellen

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Bloomberg/Archivo)

Es probable que la productividad sea la medición más importante de la salud económica de la cual las autoridades menos saben.

Su ritmo ayudará a determinar qué tan rápido la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, y sus colegas subirán las tasas de interés y a cuánto ascenderán.

Un avance más rápido exigiría un incremento posterior debido a que la economía tendría más espacio para acelerarse antes de verse limitada en su capacidad. También requeriría un punto final más alto para evitar que una expansión pujante termine en un sobrecalentamiento. En cambio, una productividad más lenta exigiría instrumentar la estrategia opuesta.

El problema, según el ex vicepresidente de la Fed Alan Blinder, es que los economistas –entre ellos los de la Fed- no tienen mucha idea de qué tan rápido aumentará la productividad en los próximos años.

La tendencia a largo plazo es “muy importante”, pero “puede llevar años” detectar los cambios, dijo en una entrevista.

Yellen presentará los puntos de vista del banco central respecto de la política y la economía cuando exponga ante el Congreso la semana próxima. En su reunión del 27 y 28 de enero, los funcionarios analizaron el momento y el ritmo de posibles incrementos de la tasa. Muchos se inclinaban por mantener la tasa de fondos federales de referencia cerca de cero “durante más tiempo”, según las minutas de la reunión que se difundieron el 18 de febrero.

TENDENCIA DE RITMO DE CRECIMIENTO

John Fernald, asesor de análisis del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, estima que la tendencia del ritmo de crecimiento de la productividad será de 1.8 por ciento anual para las empresas de los Estados Unidos y de 2.1 por ciento para la economía en su conjunto.

Sus pronósticos indican un aumento de tasas por parte de la Fed este año por primera vez desde 2006, dijo Dale Jorgenson, un profesor de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, y ex presidente de su departamento de Economía.

El margen de error en torno a las previsiones de Fernald es amplio, y él es el primero en admitirlo.

“Hay un 80 por ciento de probabilidades en los próximos 10 años de que el crecimiento de la productividad promedie entre 1 y 3 por ciento”, dijo el funcionario de la Fed.

La productividad mide la eficiencia general de la economía y tiene importancia más allá del banco central. Determina la rapidez con que puede expandirse la economía, cuánto pueden ganar las compañías y cuánto podrán pagarles a sus empleados, así como cuánto puede incrementar su presupuesto el gobierno. Es por eso que los economistas dedican tanto tiempo a tratar de determinarla.

“Es el elemento determinante fundamental del nivel de vida de la población, pese a lo cual sabemos muy poco respecto de cuál es su motor”, dijo Barry Bosworth, investigador de la Brookings Institution en Washington y ex asesor del presidente Jimmy Carter.