Economía

Productividad en el país va contra tendencia a la baja

Para el Bank of America Merrill Lynch, las reformas estructurales implementadas en el país han aumentado el crecimiento de la productividad en 70 puntos base.
Jassiel Valdelamar
29 agosto 2016 22:47 Última actualización 30 agosto 2016 5:0
industria aeronáutica Querétaro Bombardier

En México la tendencia de la productividad laboral ha resistido a la desaceleración de Estados Unidos. (Archivo)

La productividad en México ha resistido la tendencia bajista debido a la implementación de las reformas estructurales desde 2012, al contrario del indicador que ha reportado descensos en otras partes del mundo, indicó Carlos Capistrán, economista en jefe en Bank of America Merrill Lynch.

“Estimamos que las reformas estructurales han aumentado el crecimiento de la productividad en 70 puntos base”, señaló Capistrán en un reporte.

El análisis señala que el crecimiento de la productividad de México parece haber repuntado a finales de 2014 y principios de 2015, pero desde entonces ha ido a la baja.

economía

Este repunte inicial pudo ser impulsado por las reformas estructurales implementadas desde 2012, mientras que la última desaceleración se podría explicar por la ralentización cíclica en el crecimiento, ya que México está retirando los estímulos fiscales y monetarios.

No obstante, en México la tendencia de la productividad laboral ha resistido a la desaceleración de Estados Unidos.

“El crecimiento de la productividad en México dejó de caer en años recientes, a pesar de que, a principios de los años 2000, se desaceleró.

Ello contrasta el comportamiento del crecimiento de la productividad en Estados Unidos que sigue teniendo una tendencia a la baja”, aseguró.

Explicó que debido a que México es una economía muy abierta que exporta más del 30 por ciento de su PIB y la mayor parte se va a los Estados Unidos, es natural pensar que a raíz de la caída en la productividad y el crecimiento de Estados Unidos esto impactará de igual manera a estos indicadores de México.

“Si la economía en Estados Unidos está secularmente estancada, está condición puede transmitirse a otros países. A priori, uno esperaría que la desaceleración de la productividad en Estados Unidos arrastrara el crecimiento y muy probablemente la productividad en México”, indicó.