Economía

Productividad, el talón de Aquiles del sector agrícola

10 febrero 2014 4:31 Última actualización 17 octubre 2013 5:47

[En los últimos 10 años no ha superado el nivel de crecimiento del 1.1%, muy por debajo de lo alcanzado en la década anterior / Bloomberg]


 
Héctor A. Chávez Maya
 
El problema fundamental que tiene México en el sector agrícola es la falta de productividad, pues en los últimos 10 años no ha superado el nivel de crecimiento del 1.1 por ciento, muy por debajo de lo alcanzado en la década anterior cuando se llegó a 3 por ciento, e inferior a lo logrado por América Latina que fue de 2.5 y especialmente a la productividad centroamericana, sobre todo en granos, consideró Nuria Urquía, representante de la FAO en México.
 

En el marco de la inauguración de los trabajos del Día Mundial de la Alimentación, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señaló que la falta de productividad en el país se debe sobre todo a la ausencia de inversión en infraestructura, capacitación, y a que sigue habiendo una concentración muy fuerte en el acceso a los recursos en los grandes productores.
 

Advirtió que el problema no es tanto la cantidad sino el rendimiento, pues México es un país muy grande y el rendimiento de su principal producto que es el maíz, es en promedio de 3.3 toneladas por hectárea, cuando naciones como Brasil tienen 10 y Estados Unidos 9.5, es decir, el problema es que hay una diferencia muy grande de productividad entre los grandes productores concentrados en Jalisco y Sinaloa y los pequeños que llegan apenas a la tonelada por hectárea.
 
Concentración
 
“La producción está muy concentrada en algunas zonas del país y en el 10 por ciento de los productores que dan lugar a casi 80 por ciento de las ventas productivas de agricultores, mientras que un 75 por ciento de los productores están debajo de la línea de pobreza”.
 

Por otra parte, al referirse a la Cruzada Nacional contra el Hambre, dijo que es una buena estrategia del gobierno federal, pero los resultados no podrán ser tan rápidos como se esperaba al tratarse de un programa, por lo que será necesario establecerlo como política pública con un marco legislativo adecuado.
 

“Es muy importante que ese marco legal se dé y que sea rápido, es necesario ahora más que nunca para tener esa base de refuerzo y de cooperación institucional que va a ser imprescindible para una política de seguridad alimentaria”.
 

Para la representante de la FAO en México, se requiere hacer un análisis para saber cuáles son los programas que se involucran en esta Cruzada, ya que hay mucha duplicidad y “lagunas” y aunque “cada institución está haciendo lo posible por modificar la parte del indicador que le toca dentro de la Cruzada, quizá falta un poco esa visión global, esa visión de estado a mediano o largo plazo”.