Economía

Producción de jitomate podría caer hasta 20%

El incremento del precio del jitomate y la caída en sus exportaciones son algunos de los efectos que podría generar
la caída en su producción hasta de 20 por ciento, esto debido
a factores climáticos, advirtió el Sistema Producto Tomate.
Héctor Chávez
01 marzo 2015 21:58 Última actualización 02 marzo 2015 5:5
jitomate

La caída en la producción de jitomate podría afectar su venta al extranjero, indicó el Sistema Producto Tomate. (Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- La producción de jitomate en el país podría registrar una caída de más del 20 por ciento debido a factores climáticos, lo que generará incrementos en el precio, como los que ya se presentaron en la última semana cuando en su venta al mayoreo reportó un aumentó de hasta 51 por ciento, al comercializarse en hasta 30 pesos por kilo, frente a los 13.90 previos.

En entrevista con El Financiero, Manuel Cazares Castro, presidente del Sistema Producto Tomate, informó que la lluvia y altos niveles de humedad provocaron en las siembras de invernadero y a cielo abierto enfermedades fungosas que de persistir agravarán la producción.

“Ahorita estamos en proceso de ver los daños y el avance de las enfermedades fungosas que están pegándonos duro a los campos, entonces si va a registrarse una reducción, no sabemos hasta qué punto y en la medida en que sea aumenta la demanda y se incrementará el precio, porque no hay oferta”, apuntó.


Esta situación advirtió, podría generar una caída en las exportaciones con lo que no se alcanzarían los niveles de 1.2 millones de toneladas exportadas a Estados Unidos al cierre del 2014 y que generaron divisas por alrededor de mil 800 millones de dólares.

“Si no tenemos la calidad en producto de exportación, con larga vida de anaquel y se presenta alguna manchita no es un tomate de exportación, pero estamos en ese proceso viendo que si siguen las condiciones de humedad y lluvias habrá daños significativos”, dijo .

Cazares Castro informó que en los próximos días durante una reunión del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable, se plantearán los avances de la enfermedad a la Secretaría de Agricultura para, en caso de alguna eventualidad, implementar acciones conjuntas para solucionar el problema.

“La enfermedad estará en función del clima, si tenemos humedades relativas altas y lluvias las esporas se propagan y eso hace que la enfermedad se incremente, pero si vienen condiciones de baja humedad y que salga el sol nosotros podremos controlarla”, aseguró.

Confió en que una vez controlada la situación los precios al productor pudieran recuperarse.