Economía

Producción de crudo cae 2.8% en promedio al año desde 2004

Desde 2004, la tasa de decrecimiento en la producción de crudo ha sido en promedio de 2.8 por ciento anual, por lo que de continuar la tendencia, Pemex llegaría a 2019 con una producción de 2 millones 30 mil barriles diarios y para el siguiente año estaría por debajo de los 2 millones.
Sergio Meana
01 marzo 2015 23:29 Última actualización 02 marzo 2015 5:5
crudo

Para 2020 la producción de Pemex podría bajar hasta menos de 2 millones de barriles diarios. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- De mantenerse las condiciones actuales y que no se materialicen las inversiones de la reforma energética en el corto plazo, la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) llegará a los 2 millones de barriles diarios (mbd) en el 2019.

Lo anterior de acuerdo con pronósticos de El Financiero que toman en cuenta tendencias de producción de la última década, las cuales muestran que desde 2004 -cuando la producción llegó a su pico de 3.3 mbd- la tasa de decrecimiento ha sido del 2.8 por ciento anual en promedio.

Con esa tasa de decrecimiento, Pemex llegaría al 2019 con una producción de 2 millones 30 mil barriles diarios, y para el 2020 estaría debajo de la barrera de los 2 millones.

Un segundo escenario se tomó a partir de la tasa de decrecimiento del último año que fue de 3.7 por ciento.


En este caso, la caída sería aún más acelerada y antes de que concluya esta administración, los barriles producidos por la petrolera nacional disminuirían a 2 millones 88 mil diarios.

Una de las principales razones para ello es que al cierre de 2014, la producción de crudo en la región marina noreste, donde están los mayores campos productores del país, Cantarell y Ku-Maloob-Zapp se encuentran en su peor nivel en 19 años, al haber reportado apenas un millón 231 mil barriles de petróleo diarios en promedio, sólo superada por la producción de 1995 de un millón 215 mil barriles de petróleo diarios.

El primero reportó una caída de 5.5 por ciento en su producción a diciembre de 2014, mientras que el segundo complejo, Ku-Maloob-Zaap –el cual sustituyó a Cantarell como el mayor productor del país- está entrando a una fase también de declinación.

De hecho, Ku presentó una caída de 18 por ciento en su producción, por lo que analistas ya lo consideran un pozo en etapa madura.
Aunque se ve complicado en el corto plazo, analistas y empresarios del sector afirmaron que las razones para la caída en la producción total de petróleo crudo de México van más allá del declive natural en Cantarell y Ku-Maloob-Zaap.

La falta de inversión, la poca productividad de los empleados de Pemex y su burocracia, así como el precio actual del petróleo impiden que el escenario a futuro sea más halagador.

El viernes en la presentación de la Segunda Licitación de la Ronda Uno, el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell afirmó que con la licitación de estos campos se espera incrementar la producción nacional.