Economía

Prodecon formaliza solicitud al SAT para corregir prácticas recaudatorias

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente notificará al Servicio de Administración Tributaria que debe fomentar una administración responsable, sana, justa y transparente.
Redacción
20 mayo 2015 10:42 Última actualización 20 mayo 2015 10:42
SAT

(Archivo EF)

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de dar a conocer las malas prácticas realizadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para el cobro de impuestos persuasivo, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) notificará este miércoles formalmente a la autoridad fiscal el análisis sistémico de esta situación.

Diana Bernal, titular de la Procuraduría, informó que se busca corregir las prácticas de la administración tributaria que indebidamente lesionan y causan molestias excesivas o innecesarias a los pagadores de impuestos.

"El SAT debe fomentar una administración responsable, sana, justa y transparente, apegada a principios de eficacia y objetividad, ya que en el moderno Estado de Derecho, no basta con que las autoridades cumplan con la ley, sino que al hacerlo deben adoptar las mejores prácticas en beneficio de los gobernados", señaló.

Entre otros casos, la Prodecon se refiere a dos que ilustran con mayor claridad las malas prácticas que busca corregir:

CASO 1. Dentro del programa “Caídas Recaudatorias” un contribuyente recibió un oficio invitación donde se le dice que se detectaron “algunas omisiones, inconsistencias o comportamientos atípicos en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales” respecto de sus declaraciones por tres ejercicios y se le cita en las oficinas de la autoridad fiscal donde se las dan a conocer de manera verbal, dándole un plazo de 2 meses y medio para corregirlas, pues de no hacerlo se le practicaría una auditoría. Además se le indicó que cualquier seguimiento debía hacerlo por vía telefónica.

CASO 2. Una empresa recibió una “carta invitación” del SAT, para “facilitar e incentivar el cumplimiento voluntario y oportuno” previo a una revisión fiscal y se le invita a proporcionar una gran cantidad de información y papeles de trabajo adjuntándole una serie de formatos no oficiales para ello (18 anexos) y otorgándole un plazo de quince días hábiles para que se presente en las oficinas de la autoridad fiscal; bajo advertencia que, de no hacerlo, se le iniciará una auditoría.

La Prodecon expuso que más allá de los numerosos casos que ha documentado, preocupa de forma especial al Ombudsman todos aquellos que no se denuncian por temor o desconocimiento del pagador de impuestos. Asimismo confió en que encontrará sensibilidad en las autoridades del SAT para solucionar esta problemática.