Economía

Previsiones económicas de Brasil se desploman: PIB crecería 0.52%

El país acumuló dos trimestres de contracción del PIB, lo que sitúa a la mayor economía de América del Sur en “recesión técnica”, por lo que analistas prevén un avance de la economía de sólo 0.52 por ciento este año, frente al 0.70 por ciento pronosticado previamente.
Notimex
01 septiembre 2014 10:55 Última actualización 01 septiembre 2014 11:9
[El movimiento de la moneda se dio pese a la fuerte actuación del Banco Central de Brasil/Bloomberg] 

[El movimiento de la moneda se dio pese a la fuerte actuación del Banco Central de Brasil/Bloomberg]

RÍO DE JANEIRO.- Analistas y expertos del mercado financiero prevén un crecimiento de apenas 0.52 por ciento para Brasil este año, según informó hoy el Banco Central del país sudamericano días después de que su economía entrara en “recesión técnica”.

El boletín Focus del Banco Central, que agrupa la opinión de expertos e instituciones del mundo financiero y económico, señaló en su estudio publicado este lunes que las previsiones del sector pasaron del 0.70 a un 0.52 por ciento de crecimiento.

La semana pasada el gobierno brasileño informó de que el país acumuló dos trimestres de contracción económica de su Producto Interno Bruto (PIB), lo que sitúa a la mayor economía de América del Sur en “recesión técnica” a 35 días de que se celebren los comicios presidenciales del 5 de octubre.


Para 2015, cuando el nuevo jefe de Estado tome posesión del cargo, los expertos tienen una previsión de crecimiento de apenas del 1.10 por ciento, según el boletín semanal, que acumula más de tres meses consecutivos de rebajas en sus pronósticos económicos.

Uno de los sectores más impactados por la desaceleración en Brasil es el industrial, que los analistas pronostican que se vea afectado con una caída de la producción industrial del 1.70 por ciento.

Las perspectivas pesimistas respecto a la economía brasileña se deterioraron notablemente los últimos cinco meses y el crecimiento de 2014 ha sido ubicado a la baja incluso por instituciones oficiales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).