Economía

Prevén reactivación de remesas de EU a México

Según un estudio de BBVA Research, en los últimos meses la migración de mexicanos hacia el vecino del norte ha comenzado a repuntar.
Jeanette Leyva Reus
06 mayo 2014 14:1 Última actualización 06 mayo 2014 14:1
[Bloomberg] El 21% de los hogares mexicanos recibe remesas; ese dinero ha sustituido a las políticas de desarrollo y empleo. 

[Bloomberg] El 21% de los hogares mexicanos recibe remesas; ese dinero ha sustituido a las políticas de desarrollo y empleo.

La recuperación de la economía estadounidense permitirán que el envío de remesas de migrantes en ese país hacia México se incrementen entre 2014 y 2016.

Esto porque en los últimos meses la migración de mexicanos hacia ese país comenzó a repuntar, luego de la crisis económica que atravesó el país, indicó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Research.

Durante la presentación del Anuario de Migración y Remesas México 2014, elaborado por BBVA Bancomer, Serrano, explicó que previo a la crisis financiera internacional, es decir, entre el 2000 y 2008, se presentó la mayor ola migratoria de mexicanos.


"Todavía no estamos en los niveles de emigración que se registraron antes de la crisis, pero ya hay señales muy claras de que está volviendo a darse la emigración de mexicanos que buscan un empleo en Estados Unidos”.

De acuerdo con el anuario que concentra la información estadística de migrantes y remesas, en 2013, México se colocó en el sitio número 4 entre los principales países receptores de remesas en el mundo, con un total aproximado a los 22 mil millones de dólares, sólo superado por la India, China y Filipinas.

A nivel América Latina, México es el mayor receptor de remesas de la región, los principales detonadores del envío de divisas al país, serán la reactivación económica y la recuperación del empleo en los Estados Unidos entre el año 2014 y 2016.

El Banco Mundial estima que en 2014 el flujo de remesas podría alcanzar 600 mil millones dólares, que representa casi 4 veces lo que recibía en el año 2000.

Este monto es superior al Producto Interno Bruto (PIB) de países como Suecia, Bélgica, Taiwán, Argentina o Colombia, o cercano a la mitad del PIB de México; y para 2016 se estima que llegue a 700 mil millones de dólares.