Economía

Prevén cierre de empresas en Colima por adeudo del gobierno

El presidente de Coparmex en Colima explicó que las empresas han sufrido la falta de pago del estado, por lo que algunas  han optado por cerrar debido a que en muchas ocasiones el gobierno es su principal cliente.
Oscar Cervantes / corresponsal
05 agosto 2015 12:10 Última actualización 05 agosto 2015 13:21
Etiquetas
Peso (Bloomberg)

Peso (Bloomberg)

COLIMA.- Ante la falta de liquidez y adeudo millonario del gobierno estatal con la iniciativa privada, la Confederación Patronal de la República Mexicana en Colima prevé el cierre de empresas en la entidad así como recorte de personal en los próximos días.

Entrevistado por EL FINANCIERO, el presidente de Coparmex en Colima, Guillermo Brun Solórzano, explicó que desde meses atrás las empresas han sufrido la falta de pago del estado y municipios, generándose una contracción de la economía, por ello estimó que si la falta de pago continúa y se abona al despido de burócratas, la situación se volverá más complicada.

Por tal motivo, dijo tener conocimiento de que algunas empresas han optado por cerrar debido a la situación difícil que enfrentan, ya que dependen del capital económico para operar y en muchas ocasiones el gobierno es su principal cliente.


“El efecto ya se está sintiendo pero no vemos claro de dónde vayan a salir recursos y corregir el problema que será más complejo en los siguientes meses”, lamentó.

“La economía del estado depende más de la nómina de gobierno y en una crisis como esta los efectos son más severos”, consideró.

El empresario expuso que en las medidas de austeridad que anunció el gobernador Mario Anguiano no específica qué se hará en los próximos meses para pagar a proveedores o la nómina de los trabajadores, y se desconoce de dónde podrían generar recursos.

Guillermo Brun reveló que en la reunión que sostuvo la iniciativa privada con el gobernador no se les informó cuál es la deuda real que se tiene con ellos ni la totalidad de proveedores a los que falta por pagar. Sin embargo, el mandatario estatal en días pasados reconoció que la deuda con proveedores supera los 228 millones de pesos.

Finalmente, reclamó de forma enérgica al Congreso local la notoria omisión en sus funciones de vigilancia del ejercicio del gasto público, haciendo patente que la función del Órgano Superior de Auditoria y Fiscalización (Osafig) no se ha cumplido, tampoco la Contraloría estatal.

Exigió que se presente la Secretaria de Finanzas Isabel Ávalos a rendir cuentas al Poder Legislativo y se mantenga informada a la ciudadanía del resultado de esta comparecencia.