Economía

Prevén caída en remesas
por política antimigrante

Las medidas antimigrantes por parte de Estados Unidos podrían afectar a las remesas enviadas a México, puesto que para este año se espera que el flujo anual tenga una caída de cinco por ciento, la mayor en ocho años.
Thamara Martínez
13 febrero 2017 23:28 Última actualización 14 febrero 2017 5:5
dólares

De materializarse las políticas antimigratorias del gobierno estadounidense,
la reducción en el flujo de remesas en el año sería más notable. (Bloomberg)

Luego de que al cierre de 2016 las remesas reportaran niveles histórticos, para este año se espera una caída del cinco por ciento en el flujo anual, la mayor baja en ocho años.

Carlos Capistrán, economista en jefe de BofAML para México, explicó en un reporte sobre el tema, que las medidas antimigrantes por parte de Estados Unidos, más allá del muro fronterizo, como lo son la confiscación o el gravamen a las remesas serán difíciles de ejecutar, pero sus efectos serían sentidos en el mediano plazo.

Es decir, la caída de cinco por ciento en los envíos de remesas familiares hacia México (cerca de mil 349 millones de dólares), que sería la primera disminución en transferencias en cuatro años, respondería a un ajuste sobre el aumento reportado en 2016, previo a las elecciones.


No obstante, advirtió que de materializarse las políticas antimigratorias del gobierno estadounidense, la reducción en el flujo de remesas en el año sería más notable.

El pasado siete de este mes, el congresista republicano Mike Rogers expuso su propuesta para financiar el muro en la frontera sur de Estados Unidos, con un impuesto de dos por ciento sobre los envíos hacia Latinoamérica. Con esta estrategia se recaudarían alrededor de mil millones de dólares al año, según estimaciones de BBVA Bancomer.

Al respecto, Juan José Li, economista Senior de BBVA Bancomer México afirmó que hay que esperar el desarrollo de las negociaciones en las Cámaras estadounidenses para poder tener mayor certeza sobre un estimado de la variación de las remesas.

Precisó que gran parte de las remesas son destinadas al consumo, como ropa, gastos de la vivienda, deudas, y sólo una parte —inferior a cinco por ciento— es destinada a actividades productivas. En este contexto, refirió que es poco probable que el monto de los envío varíe significativamente, ya que sus familias en México requieren ese recurso.

“Consideramos que la mayor afectación que podría haber en la remesas (con el impuesto del dos por ciento) seria de alrededor de dos por ciento”, sostuvo.

ingresosdelexterior14.