Economía

Presupuesto 2016 es un "sacrificio" ante entorno económico: Cemex

Fernando González, CEO de Cemex, consideró que pese al entorno económico mundial el país tiene que mejorar los indicadores de productividad, actuando desde las pequeñas hasta las grandes comunidades.
Zenyazen Flores
10 septiembre 2015 14:39 Última actualización 10 septiembre 2015 14:39
Fernando González Olivieri

Fernando González Olivieri, CEO de Cemex  (Bloomberg/Archivo)

Fernando González, CEO de Cemex, consideró que el ajuste al gasto público que plantea el Presupuesto 2016 será un "sacrificio" para diversas áreas, no obstante, se trata de un paquete económico alineado a las condiciones actuales de la economía mexicana e internacional.

"Es una iniciativa que parece alineada a la situación y a lo que el país requiere en estos momentos, no endeudarse más y no tener un déficit fiscal importante ajustando el gasto en las partes donde sea menos necesario, es un sacrificio", afirmó en entrevista posterior a su participación en el panel "Cultura de productividad: Nueva estrategia de crecimiento", realizado en el marco del 50 Congreso Internacional de Recursos Humanos, organizado por Amedirh.

El directivo dijo que, si bien el ajuste al gasto es un sacrificio que afectará de alguna manera a diversas actividades, "es lo que nos toca y aquí estamos hablando de productividad en este evento y eso es lo que el presidente Peña Nieto está hablando: cómo le hacemos para producir lo mismo con menos recursos".

Añadió que el Presupuesto 2016 "está tratando de ajustarse a las condicines actuales de la economía, no sólo de México sino a nivel internacional atendiendo el impacto de la dinámica que han seguido los precios del petróleo que para nuestro país es importante y el impacto económico también que tiene otros países en la actividad económica del país".

En más, durante su intervención en el panel, González se refirió a temas de productividad, recursos humanos y atracción de talento, y aseguró que todo el país tiene que mejorar los indicadores de productividad, actuando desde las pequeñas hasta las grandes comunidades.

"La competitividad y la productividad son dos indicadores complementarios. El primer concepto comprender la oferta diferenciadora que entrega una empresa con valores por encima de sus competidores. Incluso se puede ser muy competitivo sin ser productivo, pero ambos factores van de la mano", expuso.

Y en el tema de recursos humanos mencionó que las empresas no pueden quedarse en esquemas de operación tradicionales y los liderazgos deben evolucionar al igual que las plantillas laborales, "no se puede tratar a todas las personas con el mismo liderazgo".