Economía

Prestaciones laborales, amenazadas por reforma hacendaria

01 febrero 2014 10:14 Última actualización 07 noviembre 2013 5:22

[La reforma hacendaria afectará a más de 20 millones de trabajadores. / Arturo Monroy / El Financiero] 


 
Zenyazen Flores
 
 
Derivado de los cambios que trajo la reforma hacendaria en cuanto a exenciones y deducciones fiscales, al menos 20 millones de trabajadores podrían resentir una reducción o eliminación de sus prestaciones laborales que actualmente son libres de impuestos, mientras que las empresas analizan “monetizar” las prestaciones o incluso cancelarlas.
 
 
Especialistas señalan que la afectación dependerá del plan de previsión social con el que cuenten los trabajadores, por lo que si sólo reciben salario no tendrán perjuicio, pero si además del sueldo las personas reciben vales de despensa, ayuda o bonos, el trabajador debe preocuparse.
 
 
La pregunta es: ¿Al trabajadorle van a dejar de pagar prestaciones?. Pablo Noreña, de Capital Humano y Obligaciones Estatales de KPMG, responde que no, o al menos ello no sucederá de la noche a la mañana.
 
 
“Las empresas analizan eliminar prestaciones, aunque todavía no saben cuáles causarían mayor costo, sin embargo, los trabajadores ya tienen derechos adquiridos porque ya celebraron un contrato con el patrón y se acordaron ciertas prestaciones”, explica.
 
 
Tania Ávila, socia de Seguridad Social del despacho Littler De la Vega y Conde, refiere que una opción que revisan las empresas es “monetizar” parte de las prestaciones, esto es que la cantidad que se da en vales se otorgue ahora como salario, ya que este es 100 por ciento deducible.
 
 
Sin embargo, tanto Noreña como Ávila consideran que la opción de “monetizar” las prestaciones debe estudiarse a detalle, ya que al aumentar el salario es posible que las empresas ahora tengan que pagar más impuestos por conceptos como aguinaldo y cuotas patronales que con la reforma hacendaria dejaron de ser deducibles en su totalidad.
 
 
En México la población subordinada y remunerada asciende a 33 millones 155 mil 844 personas, de las cuales, 60 por ciento recibe prestaciones laborales, sin considerar el acceso a las instituciones de salud, es decir, 20 millones 114 mil 144 personas, indican datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al segundo trimestre del año.
 
 
Los datos de la encuesta muestran que el bloque de trabajadores subordinados y remunerados que perciben prestaciones laborales son 2.5 por ciento más que los registrados en el segundo semestre de 2012, un incremento que los especialistas atribuyen a que las empresas han optado por otorgar prestaciones para compensar salario y poder adquisitivo.
 
 
Dentro del bloque de trabajadores afectados se encuentran los 16 millones que cotizan en el IMSS y los 2.5 millones que lo hacen en el ISSSTE; en contraste, hay un grupo de 12 millones 839 mil trabajadores que no reciben prestaciones.
 
 
La Asociación de Sociedades Emisoras de Vales (Aseval) calcula que alrededor de 6 millones de trabajadores en el país reciben vales de despensa, quienes son personas que tienen salarios de entre uno y cuatro salarios mínimos mensuales (mil 890 a 7 mil 560 pesos).
 
 
Zoé Gómez, socia de Ernst & Young, estimó que al limitar la deducibilidad de las prestaciones las empresas tendrán un aumento en el costo de nómina, ya que van a pagar más impuestos que harán que la relación laboral se encarezca.
 
 
Añade que esa situación derivaría en que las empresas opten el próximo año porque sus futuras contrataciones no incluyan prestaciones o, incluso, cancelar nuevas plazas.
La reforma a la Ley del Impuesto sobre la Renta limitó la deducción de las compañías a 53 por ciento de las remuneraciones exentas que otorguen a sus trabajadores, estando sujetos a este límite las prestaciones establecidas en la Ley Federal del Trabajo (aguinaldo, vacaciones, prima dominical) y las de previsión social (vales, caja de ahorro, ayudas, seguro médico).