Economía

Preparan recorte
al sector energético

Tanto Pemex como la CFE preparan ya recortes de gastos en los que tienen programado la reducción de personal, esto debido a la caída de los precios del petróleo. 
Sergio Negrete
29 enero 2015 0:20 Última actualización 29 enero 2015 5:5
pemex y cfe

Tanto CFE como Pemex preparan ya recortes en sus gastos. (Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- Tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) preparan un recorte a sus gastos como consecuencia de los bajos precios del petróleo, dijo Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía.

El Comité de Estrategia e Inversión de Pemex presentará una propuesta de reducción de egresos en pocos días.

“Ya está trabajando la dirección general conjuntamente con el Comité de Estrategia e Inversión de Petróleos Mexicanos para hacer un ajuste al presupuesto de egresos de Pemex porque es lógico que si disminuyen los ingresos de la paraestatal, pues tenga que reducir también sus gastos. En unos cuantos días se presentará una propuesta”, declaró.

Luego de presentar la tercera ronda de licitaciones de transporte e infraestructura eléctrica, donde se anunciaron proyectos por más de 3 mil millones de dólares reconoció que la propia CFE también está analizando recortes a su presupuesto.


“Las dos empresas están analizando recursos”, dijo Coldwell.
Joe Kogan, director de estrategia de mercados emergentes de Scotiabank Capital, destacó que la coyuntura de los precios es un buen momento para eliminar ineficiencias en los gastos de Pemex, pues con precios de 100 dólares por barril los gastos excesivos se diluyen.

“A partir de esto vendrá algo positivo porque a veces Pemex ha sido criticado por ser ineficiente y en los tiempos buenos, cuando el barril está a 100 dólares, es difícil identificar estas ineficiencias, especialmente las relativas a la fuerza de trabajo”, señaló Kogan desde Nueva York.

El secretario de Energía dijo justamente que la cara negativa de estos ajustes es que diversos contratistas reducirán su personal.
“Seguramente algunos contratistas harán ajustes de personal”, reconoció el funcionario.

Kogan destacó que México y por lo tanto Pemex está en una mucho mejor posición para enfrentar esta crisis de precios, en comparación con otros países de la región como Colombia y Venezuela y sus respectivas empresas, EcoPetrol, PDVSA, o incluso la colombiana de capital privado Pacific Rubiales.

Esto tanto por los costos de extracción muy bajos que tiene Pemex como por las acciones preventivas que realizó, entre las que se encuentran la emisión de un bono de 6 mil millones de dólares el pasado 15 de enero, puntualizó Kogan.

“Fue un bono muy grande en una sola emisión, pero dado el lugar en el que están los bonos del tesoro americano parece una medida de Pemex para prepararse para tiempos más difíciles”, afirmó.

Estos recortes de presupuesto se están dando en el sector energético a nivel mundial, especialmente en los proyectos de exploración por lo que no son ilógicos en México, apuntó Kogan.

Pemex cuenta con un presupuesto aprobado de 366 mil 352 millones de pesos para inversión física en 2015, de los cuales 89.2 por ciento está destinado a proyectos de infraestructura económica de hidrocarburos.

El siguiente rubro con mayores montos de inversión es el de mantenimiento de infraestructura, con un porcentaje de 5.6 por ciento.
Para Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, los proyectos en los que Pemex no debe recortar son los de largo plazo pues la plataforma de producción, que ya de por sí va en picada, se vería seriamente afectada.

“En los proyectos de desarrollo de campos de aguas someras, en Ku-Maloob-Zaap, Ayatzil, Tekel y en general el mantenimiento de los campos ya existentes habrá que tener mucho cuidado para que no decaigan más”, enlistó.

Gonzalo Monroy, director general de la consultora energética GMEC, apuntó que no hay que perder de vista que se trata de un anuncio de gobierno que se da en un año electoral.

“Es una decisión de gobierno y el principal punto que hay que tener en mente es que es un año electoral, habiendo dicho esto hay que señalar que México está cubierto por este año, sería un año tranquilo, normal. Sólo hay un problema, y es que si existe una baja en la producción de petróleo, podría entrar menos dinero a México”, dijo.

Detalló que en la parte petrolera los proyectos que están al margen de Pemex, como Lakach y Chicontepec, que son las áreas más complicadas, podrían sufrir retrasos en sus inversiones.

En el sector eléctrico y en los recortes que vengan a la CFE también se deberá cuidar que no se cancelen los proyectos de largo plazo, pues ponen en riesgo la participación de las empresas en el sector.

En el caso de esta empresa productiva del Estado la distribución de su presupuesto es mucho más equitativa, pues el rubro que más dinero recibe son los de proyectos de infraestructura de electricidad con cargo a Pidiregas (Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo), como los recién anunciados ayer por 3 mil 276 millones de dólares, con un total de 39.9 por ciento.

El segundo rubro al que mayor dinero destina la CFE es al de proyectos de economía de electricidad, a donde se va 23.7 por ciento o un total de 10 mil 243 millones de pesos.

Juan Carlos Oviedo, director de comunicación y relaciones con gobierno de TransCanada en México, dijo que los contratos que tienen con la CFE son de 25 años y que buscan incrementar su participación con las licitaciones recién anunciadas.

“Las reformas que se han dado en materia energética en los últimos meses y en el año pasado abren una serie de oportunidades muy importantes para que empresas como TransCanada pues busquen ampliar sus operaciones aquí en México.

“Tenemos contratos de 25 años con la CFE y sin duda lo que buscamos es que a través de las licitaciones que se han dado podamos ampliar nuestra presencia”, afirmó Oviedo.

Monroy afirmó que en el caso de CFE el reto importante que enfrentará la empresa eléctrica será canalizar a la gente que se encuentra laborando en sus plantas más ineficientes, que son las de combustóleo, a otras áreas que tienen una gran necesidad de personal en zonas de distribución o transmisión de la Comisión.

Apuntó que en cuanto a los programas de CFE las inversiones relacionadas con los programas de mantenimiento y operación, son los que normalmente se ven afectados, así como los nuevos proyectos.

“En CFE es un cambio más complejo, porque como ahora todas las plantas generadoras serán subsidiarias,
hay que ver cuáles son las que entrarían en operación y cuáles no, dependiendo de las reglas que ponga el Cenace, típicamente es lo que se hace, un recorte en la inversión”, dijo Monroy.

“ajustes