Economía

Preocupante, nuevos empleos con bajos salarios: Amedirh

Aunque la generación de empleo muestra una tendencia positiva, es necesario revisar los salarios de los nuevos puestos, según Pedro Borda, director general de la asociación.
Zenyazen Flores
28 mayo 2014 14:9 Última actualización 28 mayo 2014 14:9
Buscar empleo, la séptima actividad de internautas en México: OCC

Buscar empleo, la séptima actividad de internautas en México: OCC

La Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh) manifestó su preocupación por la calidad de los nuevos empleos que se crean en México, pues si bien no se han dejado de generar plazas laborales, los nuevos puestos tienen salarios bajos.

Pedro Borda, director general de la asociación, señaló que de acuerdo con los datos reportados por diferentes instancias nacionales e internacionales, el número de jóvenes que no estudian ni trabajan ronda los 7 millones, “esto tendrá repercusiones que podemos avizorar, pero que quizá no estamos tomando totalmente en cuenta".

Las estadísticas laborales en el país muestran que el empleo no ha dejado de generarse, en lo que va del año se han creado 312 mil 306 puestos de trabajo que significan 1.9 por ciento de crecimiento respecto al 2013.


"La tendencia es positiva, pero es necesario que revisemos a profundidad la calidad de los empleos que se están generando, porque hemos observado una caída importante en los ingresos", afirmó Borda a través de un comunicado.

Añadió que, por un lado, hay que mirar con optimismo el ritmo que está teniendo la creación de posiciones laborales, “pero de ninguna manera podemos soslayar el análisis del tipo de empleos que se están dando, el índice de precarización de sueldos, la población que está ocupándolos, el nivel educativo que implican y el impacto final que tendrá en la economía".

Para los ejecutivos que conforman la comunidad de la Amedirh, uno de los aspectos de mayor preocupación es estimular la creación de empleos que faciliten también la incorporación de los jóvenes.

Los jóvenes que no estudian ni trabajan representan un área de oportunidad que requiere ser atendida de manera estratégica a través de políticas públicas "puesto que como nación no podemos desaprovechar los bajos niveles de dependencia económica que tenemos y que son la mayor ventaja que trae consigo el bono de la transición demográfica".

Por ello, consideró necesario incrementar la fuerza de colaboración en red entre el empresariado, las instituciones educativas del nivel medio, medio superior y superior para formar a los recursos humanos que el país demanda.