Economía

Precipitado el arribo de empresas ancla en 2018

Para Luis De la Calle, socio fundador de De la Calle, Madrazo, Mancera, el éxito o fracaso de las Zonas Económicas Especiales dependerá de que las áreas tengan la suficiente infraestructura para el 2018.
Eduardo Aguilar
15 junio 2016 22:17 Última actualización 16 junio 2016 5:0
Luis de la Calle. (El Financiero)

Se debe establecer un ambiente que permita invertir cómo dotar de mayor infraestructura de conectividad, expuso De la Calle. (El Financiero)

Será muy precipitado tener las primeras empresas de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en 2018, y aunque la inversión fuera enorme, la infraestructura necesaria difícilmente estará establecida para esas fechas, dijo Luis De la Calle, socio fundador de De la Calle, Madrazo, Mancera.

Durante su ponencia en el taller “Crecimiento dispar de los estados y Zonas Económicas Especiales”, organizada por México, ¿Cómo Vamos? indicó que el éxito o fracaso de las ZEE dependerá de la capacidad de la autoridad de garantizar la infraestructura de conectividad necesaria, disponibilidad de gas natural, un sistema educativo eficiente y un Estado de derecho sólido.

“Entre menos se invierta, más tiempo tarda. El impacto logístico podría llevar más de una década, pero eso no es una mala noticia. Las malas noticias vienen cuando el gobierno nos dice que va a haber un gran cambio en un año. Ojalá fuera cierto que las empresas van a llegar en 2018, yo tendría dudas muy serias. Es mejor que lleguen después, pero que se sienten las bases para que lleguen de una forma duradera”, señaló.

Añadió que México es un país que tiene que invertir más en su propio futuro.

“Detrás de esto hay una buena noticia: se puede crecer. En México hay estados altamente exitosos que cuando los visitas no tienes que revisar las estadísticas, ese éxito se ve”, comentó.

El experto explicó también que se debe establecer un ambiente que permita invertir, pues hay estados del país en los que realizar una inversión ha sido complicado durante muchos años debido a condiciones históricas, políticas o sociales, lo cual también será un reto a superar para atraer a nuevas empresas.

De la Calle expuso que el problema del bajo crecimiento de estos estados se debe a una falta de oferta agregada, y no de demanda, por lo que el crecimiento resulta viable si se pueden atraer las inversiones necesarias.

El economista añadió que el gobierno no puede adivinar los sectores que estarán interesados en invertir en las ZEE, sino que debe establecer condiciones adecuadas para cualquier inversión.

Asimismo, pronosticó que si se resolvieran los problemas actuales, nuestro país podría crecer por encima del cinco por ciento.