Economía

Precios del trigo podrían elevarse hasta en 10% por compras chinas

10 febrero 2014 4:46 Última actualización 24 julio 2013 9:53

[Bloomberg] 


 
 
Reuters
 

Las crecientes compras de trigo por parte de China a causa de los daños ocasionados por una racha de mal clima en este país asiático podrían elevar los precios globales del grano hasta en un 10% en los próximos 10 meses, señaló un sondeo de operadores.
 
 
La iniciativa para obtener trigo en el exterior de China, el principal consumidor de trigo, está llevando a agricultores en Australia, el segundo mayor exportador mundial, a demorar sus ventas del cereal a operadores en espera de precios más altos, lo cual está generando que se reduzca el suministro.
 
 
Los pedidos de China también están impulsando los costos para las principales naciones importadoras de trigo en Asia y Medio Oriente.
 
 
El aumento de importaciones se produce en momentos en que los daños por heladas y lluvias han destruido hasta 20 millones de toneladas de la cosecha de trigo en China, cifra equivalente a todas las exportaciones anuales de Australia.
 
 
En lo que va del año, China ya ha contratado envíos de trigo para hasta junio de 2014 por más de 3 millones de toneladas de trigo -el equivalente a las importaciones de todo el año pasado- y necesitaría 10 millones de toneladas del exterior para el año, lo que superaría las 9 millones de toneladas que compraría Egipto, el principal comprador mundial.
 
 
"Los agricultores están siendo muy cautos en sus ventas a futuro", comentó Tom Puddy, jefe de marketing de CBH Group, la cerealera a granel de Australia Occidental.
 
 
"Están viendo el interés de China en comprar, entonces están esperando para ver como se desarrolla la cosecha", indicó Puddy.
 
 
Los futuros referenciales del trigo en Chicago han subido 1% este mes después que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla local) estimara que las existencias globales de trigo al final del año de cultivo 2013/2014 caerían a su punto más bajo desde 2009.
 
 
Por su parte, la agencia alimentaria de Naciones Unidas minimizó el riesgo para el suministro global. Sin embargo, aseguró que las compras chinas podrían incrementar los precios del trigo a nivel internacional.