Economía

Precios del Petróleo repuntarían a pesar de la desaceleración global

Un análisis de Wells Fargo Securities señala que la desaceleración global podría producir un ambiente de precios de materias primas 'deprimido', tasas benignas de inflación y bajas tasas de interés para el futuro previsible. 
Leticia Hernández
09 septiembre 2016 10:15 Última actualización 09 septiembre 2016 10:16
barriles de petróleo

(Bloomberg)

La desaceleración de la economía global, que se prevé se mantenga en los próximos años, será un factor que limite el crecimiento de los precios del petróleo; sin embargo podría haber una marginal recuperación en sus cotizaciones en 2017, una vez que la falta de inversiones productivas en el sector se refleje en menores inventarios, señala Wells Fargo Securities.

La desaceleración global podría producir un ambiente de precios de materias primas 'deprimido', tasas benignas de inflación y bajas tasas de interés para el futuro previsible, advierte en el reporte Global Chartbook de Septiembre de 2016.

“Existe la posibilidad de precios del petróleo más altos el próximo año, una vez que la demanda mundial aumente marginalmente y la falta de nuevas inversiones en los últimos dos años conduzca a reducciones significativas de los inventarios”, expone en su análisis.

La economía global creció a una tasa promedio de 3.5 por ciento por año en los 35 años anteriores pero ahora ha caído en los últimos cuatro años en una desaceleración que según la firma, continuará en los próximos años.

El estimado para el PIB global en 2016 de Wells Fargo es de 2.9 por ciento y una mejoría a 3.0 por ciento en 2017.

Para la inflación global el pronóstico es una tasa de 3.2 por ciento al cierre de este año para elevarse a 3.4 por ciento el próximo.

Entrado en su séptimo año de expansión, la economía de Estados Unidos continuará en este ciclo en el futuro próximo pero sin un crecimiento espectacular.

La ralentización del crecimiento global y recortes de inversión en el sector energético han ejercido vientos en contra en el crecimiento económico estadounidense, pero estos factores no han sido suficientemente potentes para descarrilar la expansión económica, reconoce la firma.

Advierte un nuevo ajuste alcista en las tasas de interés de la Reserva Federal en diciembre, pero el ritmo de endurecimiento previsto es bastante lento respecto a los ciclos de endurecimiento anteriores.

Su estimado de crecimiento del PIB de Estados Unidos este año es de 1.5 por ciento con un repunte a 2.2 por ciento en 2017.

Si bien se advierte una recesión en la economía del Reino Unido, los efectos globales del Brexit no parecen ser sustanciales. Este país significa solo el cuatro por ciento de las exportaciones globales, así que la economía británica no es tan relevante para tener efectos directos en la mayoría de las otras economías.

Según Wells Fargo, la economía de la zona Euro crecerá 1.6 por ciento este año y 1.5 por ciento en 2017 antes de repuntar a 2.0 por ciento en 2018.

En China las medidas del gobierno han contribuido a un aparente suave aterrizaje en la economía y un regreso a tasas de crecimiento de dos dígitos simplemente no aparece en las cartas. Estimados de la firma indican un crecimiento del PIB debajo de seis por ciento para finales del 2017 y cercano a 5 por ciento para 2018.

:
>