Economía

Precios del crudo seguirán débiles por más tiempo: Goldman Sachs

Estados Unidos ya no es el mayor importador mundial de crudo, el lugar ha sido cedido a China, según una investigación del banco más influyente en los mercados de materias primas.
Reuters
27 enero 2015 12:34 Última actualización 27 enero 2015 12:34
Pozo petrolero en el campo Inglewood de Los Angeles, California. (Foto: Bloomberg)

Pozo petrolero en el campo Inglewood de Los Angeles, California. (Foto: Bloomberg)

LONDRES. - Los precios del petróleo se mantendrán a la baja por más tiempo, luego de caer más de un 50 por ciento desde junio, dijo un analista de materias primas de Goldman Sachs, al argumentar en una nota de investigación que el crecimiento de la demanda en China y otras economías emergentes se desaceleraría.

Jeff Currie, que alcanzó prominencia al proyectar una escalada en los precios del petróleo por encima de los 100 dólares por barril la década pasada, dijo que el aumento de la producción de crudo no convencional estadounidense había realineado a los mercados energéticos, convirtiendo a China en un consumidor más grande e importante que Estados Unidos.

"Por primera vez desde la década de 1940, Estados Unidos ya no es el mayor importador mundial (de crudo)", escribió Currie en su reporte el 26 de enero, que forma parte de una serie de investigaciones del banco sobre tendencias macroeconómicas.


"Ha cedido esa dudosa posición a China, que junto a otros mercados emergentes ha sido obligada ahora a pagar en su totalidad por el último barril de petróleo que necesita del resto del mundo. Como resultado, los días de aumento en la demanda de petróleo (de los mercados emergentes) han quedado atrás", agregó.

El banco, que es posiblemente el más influyente en los mercados de materias primas, ya redujo sus pronósticos hace dos semanas y predijo que los precios del crudo Brent podrían caer por debajo de 40 dólares por barril y promediar poco más de 50 dólares este año.

El experto dijo en la nota de esta semana que el desplome del petróleo podría ser el "suceso más sorprendente y trascendental del mercado" desde la crisis financiera, al agregar que incluso si los precios del crudo rebotan desde sus recientes mínimos es improbable que se recuperen a los niveles vistos a inicios de esta década.

El Brent alcanzó máximos históricos por encima de 147 dólares por barril en el 2008. El crudo promedió alrededor de 110 dólares por barril entre el 2011 y el 2013 dado que las interrupciones de suministros ayudaron a ocultar el impacto del auge de petróleo de esquisto en Estados Unidos.

"Finalmente se encontrará un nuevo precio de equilibrio, que probablemente será muy inferior al precio de la década pasada", escribió Currie.