Economía

Petróleo opera estable, con alzas mínimas, antes de la reunión de la OPEP

Los precios del petróleo operaron estables este jueves antes de la reunión de la próxima semana de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para discutir la implementación de su propuesta de establecer límites a la producción de crudo.
Reuters
24 noviembre 2016 10:10 Última actualización 24 noviembre 2016 14:37
 [Bloomberg] El WTI se cotizaba en 97.63 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el martes en 114.30 dólares.

La OPEP propondrá que otros productores reduzcan su bombeo en 880 mil bpd durante seis meses a contar del 1 de enero. (Bloomberg)

Los operadores en el mercado petrolero dijeron que la actividad del mercado fue baja debido al feriado del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos y que había una renuencia a adoptar grandes apuestas ante la incertidumbre por el posible recorte a la producción de crudo encabezada por la OPEP.

Los futuros del crudo Brent ganaron cinco centavos, a 49 dólares por barril. En tanto que el petróleo West Texas Intermediate (WTI) avanzó dos centavos, a 47.98 dólares por tonel.

El cártel tiene previsto reunirse el 30 de noviembre en Viena para coordinar la reducción acordada en Argelia en septiembre, posiblemente con la cooperación de Rusia, que no es miembro del grupo.

Rusia podría revisar a la baja sus planes de producción de crudo de 2017 si entra en vigor un congelamiento en la producción global, con una reducción efectiva de entre 200 y 300 mil barriles por día (bpd), dijo el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak.

La OPEP probablemente propondrá que otros productores reduzcan su bombeo en 880 mil bpd durante seis meses a contar del 1 de enero, dijo el ministro de Energía de Azerbaiyán, Natig Aliyev, según fue citado el jueves por el diario local Respublika.

No obstante, una fuente de la OPEP dijo a Reuters que el cártel aún no ha realizado una propuesta final a productores fuera del grupo sobre recortes conjuntos a la producción, que serán discutidos por expertos en Viena.

La mayoría de los analistas cree que se llegará a algún tipo de recorte de producción, pero no está claro si será suficiente para impulsar a un mercado presionado por un exceso de oferta por más de dos años.