Economía

Precios de importaciones en EU caen levemente por apreciación del dólar

La apreciación del dólar por expectativas de que el fortalecimiento de la economía estadounidense llevará al alzas de las tasas de interés ha sido un factor que ha contribuido a la baja de los precios de importaciones no petroleras.
Reuters
09 octubre 2015 9:2 Última actualización 09 octubre 2015 9:9
[El aumento en los inventarios de crudo de EU impactó los precios del petróleo. / Bloomberg / Archivo] 

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo que los precios de las importaciones han sido un factor importante que ha mantenido a la inflación bastante por debajo de la meta del banco central, de 2.0 por ciento.

WASHINGTON.- Los precios de las importaciones de Estados Unidos bajaron levemente en septiembre, ante el repunte de las cotizaciones del petróleo y una aparente moderación del lastre de la debilidad de la economía global sobre los precios, mostraron datos del Departamento del Trabajo publicados.

El declive menor a lo previsto de 0.1 por ciento en los precios de las importaciones podría allanar el camino para una posible alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal.

Analistas consultados proyectaban que los precios de las importaciones bajarían 0.5 por ciento en septiembre.


En tanto, los precios de las exportaciones cayeron 0.7 por ciento, más que el retroceso de 0.2 por ciento calculado por analistas.

Los precios del petróleo importado subieron 1.1 por ciento en septiembre después de caer con fuerza en agosto. En tanto, los precios importados excluyendo al crudo bajaron sólo 0.2 por ciento el mes pasado, la mitad del ritmo de los retrocesos registrados en julio y agosto.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo que los precios de las importaciones han sido un factor importante que ha mantenido a la inflación bastante por debajo de la meta del banco central, de 2.0 por ciento.

La apreciación del dólar por expectativas de que el fortalecimiento de la economía estadounidense llevará al alzas de las tasas de interés ha sido un factor que ha contribuido a la baja de los precios de importaciones no petroleras.

La Fed se abstuvo de subir las tasas de interés en septiembre, en gran medida debido a que la debilidad de la economía global planteó dudas dentro del Banco Central estadounidense de que la inflación suba hacia la meta.