Economía

Precios de casas aumentan en China por noveno mes en febrero

12 febrero 2014 5:0 Última actualización 01 marzo 2013 10:1

[Bloomberg] Los precios de las casas subieron un 2.5% en febrero con respecto al año anterior. 


 
Reuters
 
Pekín.- Los precios promedio de las viviendas en las 10 ciudades más grandes de China treparon por noveno mes consecutivo en febrero, aunque el ritmo de incremento se desaceleró, mostró el viernes un sondeo, en medio de conversaciones sobre nuevas medidas políticas para detener la inflación en el sector inmobiliario.
 
Los precios promedio de las casas aumentaron el mes pasado un 0.8% frente a enero a 9,893 yuanes (1,600 dólares) por metro cuadrado, dijo el Sistema Inmobiliario de China (CREIS), una consultora afiliada a la mayor compañía online de venta de inmuebles de China Soufun Holdings.
 
No obstante, el ritmo de aceleración se moderó desde el crecimiento de enero del 1%, añadió la entidad.
 
El sondeo también mostró que los precios de las casas subieron un 2.5% en febrero con respecto al año anterior, superando en más del doble el ritmo anual del 1.2% de enero y convirtiéndolo en el tercer mes consecutivo de incremento interanual.
 
Los crecientes precios inmobiliarios han realimentado las preocupaciones por la inflación en el sector y los analistas señalan que los gobiernos locales anunciarían planes para ajustar las compras de propiedades luego de que Pekín reiteró su compromiso de calmar al mercado de bienes inmuebles.
 
Los precios promedio de las viviendas en las 10 ciudades más importantes, incluidas Pekín y Shanghái, treparon un 1.1% en febrero frente a enero y se ubicaron un 4.3% por encima de las cifras del año anterior, según CREIS.
 
Los valores de las propiedades comenzaron a dispararse a mediados del 2012, cuando el banco central comenzó a aliviar la política monetaria como parte de las medidas de Pekín para respaldar el crecimiento.
 
El combate de China contra la especulación inmobiliaria ha entrado en su tercer año, pero los altos precios de las propiedades están aún muy lejos de alcanzar los habituales para el país.