Economía

Precios al productor en EU registran alza imprevista en octubre

El índice de precios al productor basado en la demanda final creció el 0.2 por ciento, impulsado por un salto de los precios del sector servicios, informó el Departamento de Trabajo.
Reuters
18 noviembre 2014 8:47 Última actualización 18 noviembre 2014 8:47
Un trabajador da los toques finales a la carrocería de un auto Nissan, en la planta de Aguascalientes. (Foto: Bloomberg)

Un trabajador da los toques finales a la carrocería de un auto Nissan, en la planta de Aguascalientes. (Foto: Bloomberg)

WASHINGTON.- El índice de precios al productor (IPP) de Estados Unidos subió imprevistamente en octubre, pero la tendencia subyacente continuó apuntando a un ambiente de inflación benigna que podría persuadir a la Reserva Federal de la necesidad de mantener las tasas de interés muy bajas por algún tiempo más.

El Departamento de Trabajo dijo el martes que el IPP basado en la demanda final creció el 0.2 por ciento, impulsado por un salto de los precios del sector servicios. En septiembre, el IPP había bajado 0.1 por ciento.

Los economistas esperaban que los precios recibidos por los establecimientos agropecuarios, las fábricas y las refinerías cayeran un 0.1 por ciento el mes pasado.


En octubre, además, empezaron a aplicarse los precios de los nuevos modelos de autos, lo que también podría haber contribuido a la subida inesperada de los precios al productor el mes pasado.

En los 12 meses a octubre, los precios al productor se incrementaron un 1.5 por ciento, el menor avance desde febrero, tras crecer un 1.6 por ciento en septiembre.

Una medición más amplia de la inflación al productor, que excluye alimentos, energía y servicios comerciales, avanzó solo 0,1 por ciento tras ceder 0.1 por ciento en septiembre. En los 12 meses a octubre, aumentó un 1.6 por ciento.

El mes pasado, los precios de los servicios subieron el 0.5 por ciento, el mayor incremento desde julio del 2013. En septiembre habían caído un 0.1 por ciento.

En octubre, los precios de la energía bajaron un 3.0 por ciento tras retroceder un 0.7 por ciento en septiembre. El costo de la energía ahora ha caído cuatro meses consecutivos, en respuesta a la debilidad del crecimiento de otros países.

Los funcionarios de la Fed en general ven el actual ambiente de inflación baja como transitorio y creen que la probabilidad de que la inflación se ubique persistentemente debajo de la meta del banco central estadounidense de 2 por ciento se ha reducido desde inicios de este año.

Los precios de los alimentos subieron un 1.0 por ciento, poniendo fin a dos meses seguidos de declives.