Economía

Precios al productor en EU bajan 0.3%, la mayor caída en tres años

En diciembre los precios mayoristas de la energía bajaron 6.6%, lo que repercutió en los precios al productor que descendieron 0.3% en diciembre. Sin embargo, en una comparación interanual el indicador aumentó 1.1%
Reuters
15 enero 2015 9:3 Última actualización 15 enero 2015 9:12
Precios al productor en EU

El mes pasado los precios mayoristas de la energía bajaron 6.6 por ciento, un récord, tras retroceder 3.1 por ciento en noviembre. (Bloomberg)

WASHINGTON.- Los precios al productor de Estados Unidos registraron en diciembre su mayor caída en más de tres años por el desplome de los costos energéticos, mientras que las presiones inflacionarias subyacentes continuaron apagadas.

Esto representaría una nota de cautela para la Reserva Federal, en momentos en que evalúa sus próximos pasos en la política monetaria.

El Departamento de Trabajo informó que su índice de precios al productor (IPP) basado en la demanda final bajó 0.3 por ciento, la mayor caída desde octubre del 2011, tras descender 0.2 por ciento en noviembre.


En los 12 meses hasta diciembre, los precios al productor aumentaron 1.1 por ciento, el menor incremento desde noviembre de 2013, tras subir 1.4 por ciento en noviembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una baja de 0.4 por ciento en diciembre y un avance de 1.0 por ciento en la comparación interanual.

La mayoría de los funcionarios de la Fed estiman que la debilidad de la inflación, que responde a los bajos costos energéticos, es transitoria.

El Banco Central estadounidense ha mantenido sus tasas de interés a corto plazo cerca de cero desde diciembre de 2008.

Muchos economistas estiman que la primera alza de tasas tendrá lugar en junio, pero operadores de futuros estadounidenses han aplazado sus apuestas al segundo semestre de este año tras el débil reporte de ventas minoristas del miércoles.

La inflación es menor a la meta de la Fed de 2.0 por ciento. Analistas prevén que los datos de inflación al consumidor, que serán publicados el viernes, muestren que las presiones inflacionarias permanecieron contenidas en diciembre.

El mes pasado los precios mayoristas de la energía bajaron 6.6 por ciento, un récord, tras retroceder 3.1 por ciento en noviembre.

Los precios mayoristas de la energía han declinado por sexto mes consecutivo, reflejando la caída de los precios del crudo en un ambiente de debilidad de la demanda global y de mayor producción de esquisto en Estados Unidos.

Un dólar fortalecido debido a que la economía interna exhibe un mejor desempeño que la de sus pares también está ayudando a contener la inflación.

Los precios mayoristas de los alimentos cayeron 0.4 por ciento tras ceder 0.2 por ciento en noviembre.

Una medida más amplia de las presiones inflacionarias subyacentes al productor, que excluye alimentos, energía y servicios comerciales, subió 0.1 por ciento tras permanecer estable en noviembre y se elevó 1.3 por ciento en la comparación interanual.