Economía

Precios al productor
de EU registran baja de 0.5% en febrero

La inflación al productor descendió en enero 0.5%, a pesar de la estabilización en los precios de los energéticos que habían estado presionando en meses recientes. Fue la cuarta caída mensual seguida, por lo que la Fed podría retrasar el alza de tasas.
Reuters
13 marzo 2015 8:12 Última actualización 13 marzo 2015 8:18
Inflación al productor en EU

La fortaleza del dólar contra las monedas de los principales socios comerciales de Estados Unidos ayuda a limitar la inflación. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El índice de precios al productor (IPP) de Estados Unidos bajó de manera imprevista en febrero ante los débiles márgenes comerciales, apuntando a presiones inflacionarias muy contenidas que podrían influir en contra de una anticipada subida de tasas de interés de la Reserva Federal en junio.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que su IPP basado en la demanda final cayó 0.5 por ciento tras descender 0.8 por ciento en enero. Fue la cuarta caída mensual seguida del IPP.

En los 12 meses a febrero, los precios al productor disminuyeron 0.6 por ciento, la primera caída desde que se modificó el cálculo de la serie en 2009, tras mantenerse sin cambios en enero.


Los economistas encuestados por Reuters anticipaban un alza de 0.3 por ciento el mes pasado y una lectura anual sin cambios.

El declive de la inflación al productor tuvo lugar a pesar de una estabilización de los precios energéticos, que había afectado a las presiones de los precios en meses recientes.

La fortaleza del dólar contra las monedas de los principales socios comerciales de Estados Unidos ayuda a limitar la inflación.

El ambiente de inflación baja podría llevar a la Fed a retrasar una subida de tasas hasta más adelante este año, pese al ajuste del mercado laboral.

El volátil componente de servicios comerciales, que en gran medida refleja los márgenes de ganancias, registró una caída récord de 1.5 por ciento en febrero, tras elevarse 0.5 por ciento en enero.

Los márgenes de las gasolineras se derrumbaron 13.4 por ciento, impactando en el índice de los servicios comerciales en general.

Una medición clave de las presiones subyacentes de los precios al productor que excluye los alimentos, la energía y los servicios comerciales se mantuvo sin cambios tras una baja récord de 0.3 por ciento en enero.