Economía

Precios al consumidor siguen en niveles en mínimos históricos

En la primera quincena de septiembre, los precios al consumidor subieron 2.53 por ciento a tasa anual, los cuales, aunque superaron el pronóstico, fueron los más bajos desde 1988, cuando iniciaron sus registros.
Thamara Martínez
24 septiembre 2015 23:32 Última actualización 25 septiembre 2015 5:5
supermercado

Los precios al consumidor subieron 2.53 por ciento en la primera quincena de septiembre.  (Foto: Archivo)

Los precios al consumidor en México registraron un aumento de 2.53 por ciento a tasa anual en la primera quincena de septiembre.
La inflación acumulada en el año fue de 0.59 por ciento. En ambos casos, son las cifras más bajas desde que hay registros del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), a partir de 1988.

Sin embargo, la inflación anual frenó su tendencia descendente, ya que en la quincena previa también se ubicó en 2.53 por ciento y los analistas prevén que ya tocó su piso.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informó que en los primeros quince días del presente mes los precios al consumidor se elevaron 0.32 por ciento. Esta variación superó ligeramente el estimado por el consenso de analistas, de 0.27 por ciento.

De acuerdo con analistas de Intercam, resultó sorpresivo que por primera vez en el año la inflación superó los pronósticos de los analistas.


No obstante, destacaron que a tasa anual se mantiene en mínimos históricos, y los resultados reafirman la expectativa de que al cierre de año la inflación acumulada será inferior a la meta del Banco de México, de 3 por ciento.

“El resultado del reciente reporte de precios va en línea con nuestra perspectiva de una próxima aceleración de la inflación en los meses siguientes. Por lo que estimamos que la inflación anual haya tocado piso en el actual nivel de 2.5 por ciento”, indicó Arturo Vieyra, economista de Banamex, en un reporte.

AFECTA DÓLAR
Entre las razones por las que se prevén mayores niveles de inflación en los próximos meses es por el efecto cambiario, que ya es más evidente en la evolución del índice de mercancías.

A la primera quincena de septiembre el índice correspondiente a las mercancías distintas a alimentos registró un incremento anual de 2.78 por ciento, lo que representó la mayor cifra en poco más de dos años.
“Creo que ya comienza a verse algo del traspaso de la depreciación del peso en esta primera quincena de septiembre, aunque ya habíamos visto algo de manera más moderado en las quincenas previas”, mencionó al respecto Isaac Velasco, analista económico senior de Grupo Financiero Ve por Más.

Alejandro Cervantes, subdirector de análisis económico de Banorte-Ixe, advirtió que “una contribución de 8.3 puntos base del componente de otras mercancías a la inflación, es la evidencia más clara de que estamos viendo cierto traspaso del tipo de cambio hacia la inflación”.

Alertó sobre la probabilidad de que las empresas cuyos principales insumos son importados, ya estén pensando en traspasar este efecto cambiario a los consumidores, dado el mayor dinamismo que ha presentado el consumo privado durante estos meses.

“La dinámica de crecimiento del consumo privado se ha mantenido relativamente estable, el consumo se ha recuperado de manera visible, y por otra parte las empresas ya no pueden absorber estos costos”, explicó Cervantes.

No obstante, Velasco descartó que el traspaso vaya a representar un riesgo importante para el dato de inflación general en los siguientes meses, aunque prevé un mayor impacto hacia finales de este año y sobre todo hacia 2016

impacto_web_01