Economía

Pre-Criterios benefician
a estados, dice Moody's

De acuerdo con la calificadora, los  Pre-Criterios para 2018 incluyen ingresos presupuestales adicionales por 68 mil 800 millones de pesos por participaciones, con lo que forman un factor de crédito positivo para los estados y municipios para ese año.
Jassiel Valdelamar
10 abril 2017 23:45 Última actualización 11 abril 2017 5:5
guadalajara

Los Pre-Criterios para 2018 incluyen ingresos presupuestales adicionales por 68 mil 800 millones de pesos por participaciones. (Bloomberg)

Los Pre-Criterios presentados por la Secretaría de Hacienda el pasado 31 de marzo constituyen un factor crediticio positivo para los estados y municipios de México en 2018, ya que incluyen un incremento en las participaciones que excede el crecimiento registrado en los últimos cinco años, según un reporte de Moody’s.

De acuerdo con la agencia de calificación crediticia, las participaciones representan, en promedio, el 35 por ciento de los ingresos totales de los estados y garantizan alrededor del 90 por ciento de la deuda de los gobiernos estatales y municipales.

Los Pre-Criterios para 2018 incluyen ingresos presupuestales adicionales por 68 mil 800 millones de pesos por participaciones, lo cual equivale a un incremento del 9.3 por ciento respecto al nivel del presupuesto de 2017, superando el crecimiento nominal anual de 7.3 por ciento de los recursos en los últimos cinco años.


No obstante, la calificadora advierte que el pronóstico de avance para 2018 enfrenta riesgos significativos, tales como el crecimiento del PIB, que Moody’s pronostica en dos por ciento, mientras que la estimación de los Pre-Criterios está entre dos a tres por ciento.

Además, los Pre-Criterios pronostican una recuperación en la producción de petróleo a 2.006 millones de barriles por día para 2018, pero Moody’s estimó en el reporte que la extracción de crudo en el país seguirá disminuyendo.

Destacan que si las participaciones que Hacienda proyecta no se materializan, el gobierno compensaría a los estados la reducción en los ingresos con el Fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas que contaba con 30 mil millones de pesos a fines de 2016.