Economía

Portugal anuncia drásticas medidas para ahorrar 6.3 mmdd

12 febrero 2014 4:27 Última actualización 04 mayo 2013 9:50

 [Bloomberg] Primer ministro da a conocer medidas tendientes a garantizar que Lisboa no negocie otro rescate financiero. 


 
Notimex
 
Madrid.- Portugal anunció el despido de 30 mil trabajadores del gobierno en el marco de las medidas que tienen como objetivo ahorrar cuatro mil 800 millones de euros (seis mil 300 millones de dólares) en los próximos tres años.
 
En un discurso televisado a la nación, el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho , dio a conocer este viernes medidas tendientes a garantizar que Lisboa no negocie otro rescate financiero.
 
Portugal consiguió un rescate de 78 mil millones de euros en 2011, después de estar cerca de la bancarrota, luego de los gastos excesivos del gobierno, grandes deudas ante un crecimiento débil en medio de la crisis financiera de la zona euro.
 
El desempleo es del 17.5 por ciento, y el gobierno pronostica que llegará a 18.5 por ciento el próximo año.
 
La nueva batería de de reformas contempla el aumento a los 66 años de la edad de jubilación.
 
Aunque la edad legal se mantendrá en los 65 años, quienes quieran retirarse antes de los 66 recibirán una "penalización" y, por tanto, no podrán cobrar todo el subsidio que les corresponde.
 
En el caso de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional Republicana y la Policía de Seguridad Pública, se establece en 58 años la edad para pasar a la reserva o prejubilarse.


Passos Coelho también ha incluido cambios en la estructura de la administración pública, donde el Gobierno quiere prescindir de unos 30 mil empleados mediante despidos pactados y recolocaciones.
 
Asimismo, los funcionarios tendrán que trabajar 40 horas semanales en lugar de las actuales 35 y se revisará la tabla salarial.
 
Los ministerios verán recortado en un 10 por ciento su presupuesto para adquisición de bienes y servicios, según las medidas recogidas por el periódico portugués Publico.
 
El primer ministro, que confía en ahorrar otros cuatro mil 800 millones euros hasta 2015, ha apelado al diálogo con el resto de fuerzas políticas para "perfeccionar" las medidas y "minimizar su impacto".
 
Estos recortes son consecuencia de la decisión del Tribunal Constitucional que declaró ilegales varias de las medidas de ajuste, por valor de más mil millones de euros, incluidas en los presupuestos de Portugal para 2013.
 
Los 78 mil millones de euros concedidos por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional sirvieron para garantizar la estabilidad financiera de Portugal, pero no para revitalizar de momento su economía.
 
Aunque admitió la dureza de los esfuerzos pedidos a los ciudadanos, el primer ministro aseguró, a los que se preguntan "si valen la pena", que "fallar ahora sería desperdiciar esos sacrificios".
 
Según Pasos Coelho, su plan de saneamiento del Estado se limita a reducir el gasto público y no incluye más impuestos porque perjudicarían la recuperación económica del país.
 
 
Por eso, explicó, pretende "tornar el Estado más eficaz y sostenible" con reducciones de gastos en los ministerios, el personal administrativo y el coste de la Seguridad Social.