Economía

Por quinta vez en 2017, inflación 'se come' incrementos salariales

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social informó que el salario recibido por los empleados sindicalizados en mayo es el más bajo desde 1996 comparado con el mismo periodo de años anteriores.
Zenyazen Flores
09 junio 2017 14:6 Última actualización 09 junio 2017 16:25
salario

(Cuartoscuro)

El salario contractual que reciben los trabajadores sindicalizados reportó en mayo una disminución real de 1.27 por ciento, con lo que hila cinco meses de pérdida de poder adquisitivo por el impacto del repunte inflacionario.

El reporte mensual de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indica que la pérdida de poder adquisitivo del salario de mayo pasado es la más alta para ese mes desde 1996.

El salario contractual de enero a mayo de 2017 acumula una disminución de 0.86 por ciento en su poder de compra.

En términos nominales, el salario tuvo un aumento de 4.8 por ciento en mayo, el más alto porcentaje negociado entre empresas y sindicatos en lo que va del año, y un incremento promedio para los primeros cinco meses del año de 4.5 por ciento.

Sin embargo, debido a que la inflación también escaló, lo que ganaron los trabajadores en las revisiones ya lo absorbió la inflación, la cual se ubicó en 6.16 por ciento anual al mes de mayo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En mayo de este año, se realizaron 686 revisiones contractuales; en total, se han concretado 3 mil 953 de estos acuerdos.

Por su parte, los trabajadores a los que les aplicará el incremento salarial suman 182 mil 807 en mayo y, en lo que va del año, da un total de un millón 11 mil 352 empleados.

Salario mínimo debe superar racha inflacionaria

El secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, dijo que empresarios, sindicatos y gobierno están convencidos de que debe darse un alza al salario mínimo pero los sectores esperan que se supere la racha inflacionaria y que la economía continúe con una evolución favorable.

"Estoy convencido de que hay condiciones para que antes de diciembre podamos tener una respuesta. Sin embargo, el comportamiento de la economía nos está indicando eso, esta revaluándose nuestro peso, las reservas siguen firmes, tenemos una capacidad de creación de empleos enorme", sostuvo.

El funcionario explicó que si bien la inflación históricamente ha sido un factor que influye en las decisiones de aumentos salariales, el país ahora se encuentra en un proceso de entender que los salarios deben avanzar de forma distinta a su comportamiento.

"La inflación ha sido un factor desde que se le vinculó indebidamente a unidades de cuenta que no tenían nada que ver con el mínimo, pero sí eran altamente inflacionarias. Todavía estamos en el proceso de que se entienda que el salario mínimo corre por cuenta separada de la inflación anual", apuntó.

Entrevistado al término de la entrega del Distintivo México sin Trabajo Infantil 2016, Navarrete Prida admitió que en esta racha de repunte inflacionario desde enero de 2017, los salarios contractuales han sido afectados, por lo que celebró las revisiones contractuales en las que se otorgan aumentos superiores al seis por ciento.

"Donde hemos tenido problema es en los salarios contractuales, y por eso ustedes pueden ver que en Aeroméxico se firmó aumento de seis por ciento que no se había dado en los mismos términos en los otros salarios contractuales", señaló.