Economía

¿Por qué las alitas del Super Bowl de este año serán más carnosas y caras?

Los estadounidenses consumirán  mil 250 millones de alitas durante el parido entre los Seattle Seahawks y los New England Patriots, según estimaciones.
Bloomberg
23 enero 2015 17:58 Última actualización 25 enero 2015 5:0
Etiquetas
alitas

alitas (Bloomerg)

El domingo del Super Bowl, espere dos cosas cuando su pedido de alitas de pollo llegue: Serán carnosas y caras.

En primer lugar la parte voluminosa. Los agricultores estadounidenses están dando a sus pollos alimento adicional, aprovechando la caída de los costos del maíz y la soja, para ayudar a elevar la producción de aves –medida en peso- a un récord.

Pero cada pollo, por supuesto, sigue teniendo sólo dos alas, independientemente de su tamaño. Y el número de pollos reales sacrificados cayó el año pasado, provocando una caída de alrededor de 50 millones de alas, según datos del gobierno. Ahí es donde entra la parte costosa. El costo de las alas al por mayor, vendidas por los procesadores en Georgia, que establece el precio de referencia para la nación, ha aumentado un 8.2 por ciento este mes, a mil 715 dólares la libra, el mayor salto para comenzar un año desde 2012.

Los estadounidenses consumirán  mil 250 millones de alitas cuando el día del juego llegue el 1° de febrero. La estimación, proporcionada por el Consejo Nacional Avícola, permanece sin cambios desde el Super Bowl del año pasado.


"Las alitas simplemente están en todo los menús", dijo en entrevista telefónica del 22 de enero Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de la firma de investigación Technomic Inc, que tiene sede en Chicago. La demanda de alitas sigue siendo "muy alta entre los consumidores debido a que se puedan adaptar al gusto del cliente", dijo. "Hay un halo de salud alrededor de ellas, porque es pollo. Hay una gran cantidad de perfiles de sabor, y es un alimento divertido para picar".

Buffalo Wild Wings, una cadena de restaurantes con sede en Minneapolis, con más de mil tiendas, elevó los precios del menú en un promedio de 3 por ciento en noviembre, dijo el máximo responsable operativo, Jim Schmidt, en entrevista telefónica el 21 de enero. La compañía normalmente habría elevado los precios en febrero, pero efectivizó los aumentos más temprano en parte debido a los mayores costos de las alas, dijo.

DÍA DE ALITAS

El Super Bowl, que se disputará este año entre los Seattle Seahawks y los New England Patriots, es el día preferido del año para comer alitas. La demanda alcanza un máximo en el primer trimestre, con un alto consumo también durante los torneos baloncesto conocidos como March Madness, organizado por la National Collegiate Athletic Association.

Un aumento en el número de restaurantes que sirven alitas también está favoreciendo los precios. El número de franquicias estadounidenses de alitas de pollo creció un 7 por ciento, a más de dos mil restaurantes, en los cinco años hasta el 2013, según la firma de investigación de franquicias FRANdata, con sede en Arlington, Virginia. La demanda de la carne también está aumentando debido a que las cadenas de pizza, incluyendo Pizza Hut y Little Caesar’s, sirven alitas, dijo Tristano de Technomic.

"Se ha visto un aumento de todas estas diferentes empresas que tienen alitas en su menú, y están haciendo que el mercado reaccione en consecuencia", dijo Michael O'Shaugnessy, vicepresidente sénior de Urner Barry, una editorial de la industria alimentaria en Bayville, Nueva Jersey, en una entrevista telefónica el 22 de enero. "Simplemente ha crecido en popularidad, y es un alimento reconfortante: a la gente le gusta masticar un hueso".