Economía

¿Por qué EU tiene un "superdólar"?

El dólar inició una tendencia alcista en el segundo semestre
de 2014 y en un año ha acumulado un crecimiento de 19.33 por ciento, por lo que tras la crisis financiera de 2008, la divisa estadounidense prueba que tiene las mejores perspectivas. 
Clara Zepeda
12 agosto 2015 0:33 Última actualización 12 agosto 2015 5:5
dólares

El dólar se ubicó ayer en 91.2 puntos y acumuló en un año un crecimiento de 19.33 por ciento. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El “superdólar” es producto de que la primera potencia económica ha mejorado tras la crisis.

Justo cuando se cumplen ocho años desde que se evidenció la crisis hipotecaria “subprime” en Estados Unidos, la divisa de ese país prueba que el epicentro de la peor crisis financiera internacional desde la “Gran Depresión” tiene las mejores condiciones y la mejor perspectiva económica en este momento.

“Las condiciones de Estados Unidos han mejorado claramente (…) lo más probable es que el crecimiento y las condiciones que lo propician, sigan mejorando en el futuro previsible, siempre y cuando no surja algún fenómeno negativo impredecible, de esos que llaman cisnes negros”, aseguró Patricia Berry, directora de Investigación y Análisis de Intercam Casa de Bolsa.


El dólar, medido a través del Índice DXY, (la divisa frente a una canasta de monedas de sus principales socios comerciales: euro, yen, libra esterlina, dólar canadiense, corona sueca y franco suizo) inició una tendencia a la alza en la segunda mitad de 2014 y ayer se ubicó en 91.2 puntos, con lo que acumuló en un año un crecimiento de 19.33 por ciento.

“Un inversionista decide comprar una moneda, y no otras, porque corresponde con una economía que goza de mejores condiciones que las demás: mejores perspectivas de crecimiento, bajo riesgo de deterioro, tasas de interés relativamente más altas y mercados más líquidos, entre otros puntos”, explica Rubén Domínguez, analista de GACS, Consultores Financieros.

El crecimiento de Estados Unidos ha venido mejorando y un 2.5 por ciento parece ser el ritmo sostenible por ahora. El mercado laboral se ha recuperado consistentemente y se acerca a pleno empleo, mientras que los salarios comienzan a responder al alza.

Indicó que rubros como el sector residencial estadounidense están cobrando fuerza. Por su parte, el consumo es el principal motor de crecimiento y ya no existen riesgos de deflación.