Economía

Por esta razón fracasan las adquisiciones de empresas, según KPMG

De acuerdo con KPMG México 6 de cada 10 adquisiciones de empresas en el país fracasan por un sobreprecio en la transacción, hecho que se replica a nivel mundial.
Leticia Hernández
19 octubre 2016 14:10 Última actualización 19 octubre 2016 14:10
empresario

(Bloomberg)

De cada 10 acuerdos de compra- venta de empresas en México-, al menos seis fracasan y una de las principales razones es que hubo un sobreprecio por la transacción, dinámica que está en línea con lo que ocurre a nivel mundial, señaló Saúl Villa, Socio Líder de Asesoría en Fusiones y Adquisiciones de KPMG en México.

“A nivel mundial y en México, el 66 por ciento de los acuerdos de compra-venta de empresas fracasan y una de las razones es que de inicio hubo un sobreprecio, la empresa que compró pago más allá de la capacidad de generación de flujos de la empresa objetivo”, señaló en entrevista telefónica.

Cuando una empresa decide adquirir a otra, el objetivo último es generar valor a través de la estructura corporativa propia más la de la empresa que se está comprando, explicó. Si se logran sinergias, entradas a mercados que de otra manera no tendría, eso incrementa el flujo de efectivo.


“Lo que se puede esperar es que el precio pagado sea devuelto con los flujos generados, pero esto se alcanza a ver en un lapso de 4 a 5 años”, dijo.

Para determinar el precio final de una adquisición, existen varios indicadores, el más utilizado en la industria, según expuso Saúl Villa, es dividir el precio acordado entre el flujo de operación (Ebitda), del último año y eso revela a cuántas veces el comprador está entrando a esa empresa y el vendedor está vendiendo su empresa. Este múltiplo se compara contra los múltiplos de la industria que provienen de dos fuentes, los múltiplos financieros de las empresas que cotizan en las diferentes bolsas del mundo y el otro son múltiplos de transacciones recientes.

Asimismo, de acuerdo al sector en el que se desarrollan también las empresas tienden a tener valuaciones más elevadas que otras, tal como ocurre con el sector de biotecnología y farmacéuticos que es uno de los más valorados también en México.

“Existe un apetito en todo el mundo por empresas farmacéuticas y de biotecnología, en India, Japón, Estados Unidos, Inglaterra, Brasil y el ser un sector tan demandado, aumenta su valuación. En México, a todas las farmacéuticas nacionales con cierto tamaño, con prácticas de gobierno corporativo y que son propiedad de familias, ya les han tocado la puerta y eso encarece la transacción”, dijo Saúl Vila.

Desde la óptica de KPMG, en general las transacciones en el sector farmacéutico que se han dado en México, han sido a precios correctos, un precio en el que el comprador y vendedor están de acuerdo y a ambas partes les parece que hicieron un buen acuerdo. “Cuando una de las partes se siente incómoda con el precio, no se cierra la transacción y si se cierra vienen problemas posteriores”, advirtió.

El especialista explicó que para evitar problemas futuros al concretarse la adquisición de una empresa, es fundamental que ambas partes cuenten con un buen abogado con experiencia en transacciones similares y específicamente del sector asesorado de tal manera que se negocie y se pongan las clausulas correctas y hacer un buen contrato. También pueden recurrir a un mecanismo innovador que es un seguro sobre lo que pudiera surgir en el futuro en aspectos no contemplados. En México ya hay una aseguradora que comercializa, señaló.