Economía

Por conflicto con EU, atún mexicano ‘nadará’ a Europa y Asia

01 febrero 2014 10:10 Última actualización 24 diciembre 2013 5:2

  [Veredicto final sobre la etiqueta “Dolphin Safe” tardaría 10 meses / Cuartoscuro]


 
 
Héctor A. Chávez Maya
 
Podrían pasar 10 meses más antes de que la Organización Mundial de Comercio (OMC) emita su veredicto final y ratifique la decisión de que la etiqueta “Dolphin Safe” de Estados Unidos perjudica a los productores atuneros mexicanos, pero autoridades mexicanas no descartan redireccionar las exportaciones a zonas como la Unión Europea y Asia, en donde incluso el valor del producto es mayor.
 
En entrevista, el titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Mario Aguilar Sánchez, reconoce que no contar con la etiqueta “Dolphin Safe” con reconocimiento mundial, podría disminuir las posibilidades de México en el mercado internacional.
 
“La etiqueta –Dolphin Safe– es un referente internacional, pero la Unión Europea es un mercado importante, ahí el debate ya no es tanto jurídico, pero si más de dar a conocer el impacto que tiene nuestro atún”, apuntó.
 
Si bien el mercado estadounidense sigue siendo el más atractivo, se podría trabajar para enviar el producto procesado, sin embargo, eso tiene que ver con decisiones económicas de los empresarios y armadores.
 
Al cierre de 2012 las exportaciones de túnidos de México ascendieron a 39 mil 361 toneladas, mientras que las importaciones llegaron a 47 mil 216 es decir, se tiene un déficit de 7 mil 855 toneladas.
 
No obstante, en valor económico el producto mexicano se cotiza más alto, con lo que al final la balanza comercial es favorable en 17.9 millones de dólares.
 
A octubre de este año la balanza en volumen también fue deficitaria con 5 mil 322 toneladas, ya que las exportaciones han sido de 17 mil 200 toneladas y las importaciones se ubicaron en 22 mil 522, pero en valor económico el saldo es favorable con 16.6 millones de dólares.
 
De acuerdo con el titular de la Conapesca, en los primeros días de 2014, el gobierno mexicano estaría en posibilidades de iniciar por segunda ocasión el procedimiento para la instalación de un panel ante la OMC, que Estados Unidos ya no tendría posibilidades de vetar.
 
Confió en que nuevamente se le dé la razón a México considerando que la misma OMC ha reconocido como más selectivo y sustentable el método de pesca de México y es el único que cuenta con mecanismos específicos para cuidar y salvar a los delfines y otras especies además de capturar sólo atún adulto, contrarias a los de Estados Unidos que si tiene incidencia sobre los delfines y sobre atún juvenil.
 
“Estados Unidos no permite a nuestro método denominarse “Dolphin Safe” y tenemos muchos problemas para mercadearlo, en cambio su método que puede ser altamente depredatorio si le permiten denominarse así y es un incentivo para pescar de esa manera”.
 
Actualmente las autoridades mexicanas desconocen que tan grande podrían ser las pérdidas por no poder comercializar atún mexicano en Estados Unidos pues “nunca hemos tenido un mercado totalmente abierto”; sin embargo, hay un gran potencial, pues mientras en 1990 se producían 30 mil toneladas actualmente son 130 mil.
 
Tecnología adecuada
 
Rafael Ruiz Moreno, secretario de la Cámara Nacional de las Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca), aseguró que los industriales mexicanos cuentan con la tecnología y la infraestructura para incrementar la producción de túnidos y aprovechar el mercado norteamericano.
 
No obstante, consideró que el gobierno mexicano debe endurecer sus reclamos primero ante la Organización Mundial de Comercio por el incumplimiento del vecino país del norte y después utilizar las vías diplomáticas para la solución de esta controversia comercial que limita el comercio del atún mexicano en Estados Unidos.
 
El también representante del sector pesca en el Consejo Nacional Agropecuario, consideró que México puede exigir además de eso muchas cosas, pero en la historia el gobierno mexicano no le concede la importancia que se requiere a un sector que es fuente de alimentos de millones de mexicanos.
 
“No se le ha dado la importancia a la pesca, los mares y la actividad que representa este sector para México, dan preferencia a la industria automotriz y a las grandes inversiones que consideran tienen una importancia económica más grande de lo que es la actividad pesquera y entonces los economistas refuerzan estos criterios”, comentó.