Economía

Políticas ‘verdes’ permitirían el crecimiento de las ciudades: OCDE

12 febrero 2014 4:44 Última actualización 23 mayo 2013 14:29

[Bloomberg] Las sinergias potenciales entre el medio ambiente y la economía en las ciudades son evidentes. 


 
Notimex
 
Las ciudades deben ser parte integral de los esfuerzos internacionales para lograr economías más sostenibles, con el trabajo conjunto de gobiernos locales y nacionales para reducir el impacto ambiental urbano, estimular el crecimiento y mejorar el bienestar de sus habitantes.
 
Así lo expuso el secretario general adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Yves Leterme, quien dijo que las sinergias potenciales entre el medio ambiente y la economía en las ciudades "son evidentes".
 
Mencionó como ejemplo que la reducción del tráfico vial y la contaminación hace que una ciudad sea más eficiente y atractiva para las empresas y para contar con trabajadores más calificados.
 
En el informe "El crecimiento verde en las ciudades", expuso que mientras más "verde" sea una metrópoli, ésta puede generar más desarrollo y fuentes de trabajo.
 
Indicó que más de la mitad de las personas en el mundo viven en las ciudades o en sus periferias, en tanto que para mediados de siglo, las áreas urbanas alojarán a más de dos tercios de la población del planeta y una gran parte de la actividad económica.
 
Leterme refirió que ciudades como París (Francia), Chicago (Estados Unidos, Kitakyushu (Japón) y Estocolmo (Suecia) cuentan con políticas ambientales verdes que les permiten responder a sus prioridades de crecimiento urbano y su financiamiento.
 
En este contexto, planteó que para la creación de empleos, las políticas de sostenibilidad urbana adecuadas pueden incluir la reconversión de viviendas mediante la mejora en la eficiencia energética.
 
Asimismo, recomendó que para atraer empresas y los trabajadores, los sistemas de transporte, sobre todo los públicos, deben ser eficientes.
 
El directivo de la OCDE expuso que la reurbanización y la creación de "eco-barrios" mejorarían el valor del suelo y reducirían el impacto ambiental a los habitantes.
 
Consideró urgente encontrar mejores formas de financiamiento urbana "verde" e introducir incentivos ecológicos en la recaudación de los ingresos municipales, a fin de avanzar hacia el crecimiento más sostenible.
 
Los impuestos a la propiedad podrían ayudar a prevenir la expansión mediante la eliminación del tratamiento fiscal preferencial de las viviendas unifamiliares que existe en muchos lugares, propuso.
 
Asimismo, agregó, las tarifas de estacionamiento pueden ayudar a reducir el tráfico y la contaminación, mientras que las comisiones por servicios de agua y desechos deberían ser más sensibles a los recursos reales utilizados.