Economía

Policía francesa catea la casa de Christine Lagarde

12 febrero 2014 4:54 Última actualización 20 marzo 2013 11:35

[Reuters] Buscan pruebas sobre un supuesto caso de abuso de poder de la directora del Fondo Monetario Internacional.  


 
Notimex
 
La policía francesa registró hoy 20 de marzo el domicilio de la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, como parte de las investigaciones judiciales que se llevan a cabo en Francia contra el empresario Bernard Tapie.

"La señora Lagarde no tiene nada que ocultar", dijo su abogado Yves Repiquet, quien explicó que estas investigaciones sirven para aclarar la verdad y contribuirán a la exoneración de toda responsabilidad penal de su cliente, reportó el diario francés Le Monde.

Según medios franceses, los investigadores entraron en la vivienda de Lagarde en París buscando pruebas sobre un supuesto caso de abuso de poder en el caso Tapie.

La investigación a Lagarde se abrió oficialmente en agosto de 2011, con el fin de verificar si en 2008 intercedió de forma ilegal para conceder una millonaria indemnización a Tapie e incurrió en los delitos de complicidad en falsificación y desvío de bienes públicos.

Lagarde, destacada exabogada y exministra de Economía de Francia, recurrió a un arbitraje para resolver un contencioso que oponía al banco público Crédit Lyonnais y al empresario Tapie.

La directora del FMI se vio salpicada por el escándalo al aprobar en un arbitraje el pago de 285 millones de euros de dinero público a Tapie, amigo del expresidente Nicolas Sarkozy, para resolver una prolongada disputa entre él y Crédit Lyonnais.

Tres jueces de los juzgados económicos de París y sus homólogos del Tribunal de la República investigan el papel jugado por Lagarde durante la disputa legal que Tapie mantuvo con Crédit Lyonnais tras vender Adidas a la entidad bancaria.

Lagarde decidió que el monto de esa compensación por la venta de Adidas, empresa embargada a mediados de la década de 1990, fuera fijado por una comisión de arbitraje privada y no por los tribunales, tras 18 años de litigios.

La elevada cuantía acordada, de 285 millones de euros que con los intereses se acercaba a los 400 millones de dólares, sorprendió a varios diputados socialistas, que acabaron acudiendo a la Justicia para denunciar el procedimiento.

La policía financiera también ha registrado recientemente los domicilios del exsecretario general del Elíseo, Claude Guéant, del propio Tapie y de Stéphane Richard, quien dirigía el gabinete de Lagarde cuando se produjo el arbitraje.

De ser hallada culpable, Lagarde podría ser condenada a una pena máxima de 10 años de cárcel y a 10,000 euros de multa.