Economía

Policía brasileña arresta a dos personas de Eletrobras por corrupción 

Los arrestos se producen en el marco de la investigación por corrupción en la fijación de precios y sobornos políticos de Petrobras a otras compañías estatales, incluyendo Eletrobras.
Petrobras

La investigación que Petrobras enfrenta por corrupción alcanza a más empresas estatales como Eletrobras. (Bloomberg)

CURITIBA, Brasil. La policía de Brasil arrestó el martes a dos personas implicadas en la construcción de una planta de energía nuclear para la firma brasileña Eletrobras, involucrando a la compañía de electricidad estatal en un enorme escándalo de corrupción que rodea a la petrolera Petrobras.

Los arrestos se producen en momentos en que la policía federal y fiscales federales de Brasil están evaluando si las acusaciones de prácticas de fijación de precios y un esquema de sobornos políticos que descubrieron en Petrobras se extienden a otras compañías estatales, incluyendo Eletrobras.

La pesquisa policial el martes se centra en la firma Eletronuclear, una filial de Eletrobras que está construyendo un tercer reactor nuclear en Angra dos Reis, unos 100 kilómetros al oeste de Río de Janeiro.


Eletrobras, conocida formalmente como Centrais Eletricas Brasileiras SA, declinó hacer comentarios.

La policía federal confirmó la acción y los arrestos en una conferencia de prensa para anunciar la denominada "Operación Radioactividad", la más reciente ronda de arrestos y allanamientos en la "Operación Lavado de Autos" centrada en Petrobras que comenzó en abril del 2014.

Además de los arrestos, la operación involucró la ejecución de 23 órdenes de allanamiento en las mayores ciudades de Brasil, según un comunicado de la Policía Federal.

Los detenidos serán trasladados a Curitiba, capital del estado de Paraná, en el sur de Brasil, donde está ubicado el juez federal que lidera el caso.

La investigación ya ha puesto tras las rejas a algunos de los ejecutivos más poderosos de Brasil e implicado a más de dos decenas de legisladores, mayormente de la coalición oficialista de la presidente Dilma Rousseff.

Las acusaciones de corrupción son el problema más reciente que afecta a la planta Angra 3, un tercer reactor en construcción en la única instalación de energía nuclear del país.

Angra 3 fue suspendida hace más de dos décadas cuando Brasil enfrentaba una crisis de deuda e inflación que paralizó el gasto de infraestructura, pero el gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva reactivó el proyecto a inicios de la década del 2000. El reactor ha enfrentado reiterados retrasos y versiones de excesivos costos.

La investigación involucra a las mismas firmas de ingeniería que ya están siendo investigadas por formar un cártel para cobrarle de más a Petrobras, informó el comunicado.

Un fiscal y agente de la policía federal dijo a Reuters el mes pasado que tenía evidencia de que el esquema para cobrar más a Petrobras por trabajos y entregar el excedente en sobornos a ejecutivos y políticos también operaba en Eletrobras.