Economía

"Poderosos estímulos" salvarían a industria de estancamiento: Concamin

Durante 2017, el mercado interno y la demanda externa no tendrán la fuerza necesaria para impulsar la activación industrial, a menos que surjan poderosos estímulos que ayuden a reactivarlas, advirtió el CEESP.
Leticia Hernández
19 febrero 2017 16:31 Última actualización 20 febrero 2017 5:0
industria

(Bloomberg)

El sector industrial se estancó durante el 2016 y este 2017 no se perciben indicios de reactivación a menos que “surjan noticias favorables o poderosos estímulos que reactiven la actividad empresarial y modifiquen su percepción sobre el ambiente para los negocios”, advierte la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Ni el mercado interno ni la demanda externa parecen tener la fuerza para impulsar la reactivación consistente de la actividad industrial; los costos de producción se aceleran y el alza de las tasas de interés encarecerá el costo del crédito para empresas y personas físicas, lo que reducirá el consumo y la inversión financiados con recursos crediticios, expone el máximo órgano de representación industrial en el país.

En el informe “Pulso Industrial” de febrero, Manuel Herrera Vega, presidente de Concamin, reconoce que se han dado pasos en el camino correcto para evitar el desbordamiento de precios y para definir una agenda que fortalezca la planta productiva nacional como el Acuerdo para el fortalecimiento económico y la protección de la economía familiar, suscrito en la primera mitad de enero.


“Sin embargo, es preciso apresurar el paso para modificar las tendencias que dominan el comportamiento de la inversión (estancamiento), producción (desaceleración), costos (ascenso) y el empleo (debilitamiento), así como para modificar la percepción y expectativas de los agentes económicos en torno al panorama económico nacional”, expone el líder industrial.

En este sentido la confederación ha presentado a las autoridades y a la opinión pública propuestas que buscan aportar herramientas específicas para el fortalecimiento de las capacidades productivas de la economía mexicana.

“Tenemos instrumentos y margen de maniobra para lograrlo. México necesita avanzar consistentemente hacia el fortalecimiento de sus capacidades productivas, aprovechar íntegramente el mercado interno, impulsar el desarrollo de cadenas de valor, así como la competitividad y productividad de la planta industrial, y sobre todo, consumir lo 'Hecho en México' porque se trata de productos cuya calidad acredita el prestigio a la manufactura mexicana”, señaló.