Economía

Pobreza en Italia se duplica por la recesión

12 febrero 2014 4:27 Última actualización 22 mayo 2013 9:6

[Bloomberg] ISTAT dice que 8,6 millones viven en familias gravemente desfavorecidas. 


 
Reuters
 
Roma.- Millones de italianos no se pueden permitir calentar sus hogares adecuadamente ni comer carne mientras su país sigue en recesión y con el desempleo en aumento, mostró  un informe que dijo que el número de personas que se considera gravemente necesitada se ha duplicado en los 2 últimos años.
 
Las conclusiones del instituto nacional de estadística ISTAT subrayan la magnitud del desafío al que se enfrenta el nuevo gobierno de coalición de Enrico Letta, que ha prometido estimular el crecimiento y abordar la tasa de desempleo juvenil de casi el 40%.
 
La recesión, que dura casi 2 años, se ha cobrado sus víctimas en los italianos comunes que cada vez gastan más sus ahorros, dijo ISTAT en su informe anual.
 
Italia tiene el mayor nivel en Europa de jóvenes sin educación ni empleo, con un 23.9%, mostró el estudio. En el empobrecido sur del país, una de cada 3 personas entre 15 y 29 años está en esa situación.
 
El número de personas que viven en familias consideradas como gravemente necesitadas se ha duplicado en los dos últimos años hasta 8.6 millones, o alrededor del 14% de la población, dijo ISTAT.
 
Las familias que cumplen con cuatro de nueve indicadores de pobreza se consideran gravemente necesitadas. Entre estos indicadores está el no poder caldear el hogar adecuadamente, que afectaba a una de cada cinco personas en 2012, según el informe, el doble que en 2010.
 
El porcentaje de personas que no podían permitirse tomar alimentos ricos en proteínas, como la carne, cada 2 días subió al 16.6 en 2012 desde el 12.4% del año anterior y el 6.7% en 2010.
 
Más de la mitad no pudo permitirse una semana de vacaciones lejos de su casa el año pasado, dijo ISTAT, mientras que en el sur el porcentaje subió hasta el 69%.
 
Unos 14,9 millones de personas, o un cuarto de la población italiana de 61 millones, viven en familias que cumplen 3 o más indicadores de pobreza.
 
Sólo el 57.6% de los jóvenes que se graduaron en los últimos 3 años tienen trabajo, por debajo de la media europea de un 77.2%, mostraron los datos.
 
El poder adquisitivo de los italianos cayó un 4.8% el pasado año, una caída "excepcionalmente elevada" provocada en gran parte por unos fuertes aumentos de los impuestos dirigidos a fortalecer las finanzas públicas, después de cuatro años de caídas más bajas, dijo ISTAT.
 
La tasa de ahorro tradicionalmente alta en Italia ha disminuido y ahora está muy por debajo de las de Francia y Alemania, con una situación más extrema en el sur, mostró el informe.